Última hora
This content is not available in your region

El presidente entrante de Irán tomará medidas para levantar las sanciones de EEUU

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El presidente entrante de Irán tomará medidas para levantar las sanciones de EEUU
El presidente entrante de Irán tomará medidas para levantar las sanciones de EEUU   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

DUBÁI, 3 ago – El presidente entrante de línea dura de Irán, Ebrahim Raisi, dijo el martes que tomará medidas para levantar las sanciones “tiránicas” impuestas por Estados Unidos, después de ganar el respaldo formal del líder supremo del país para asumir el cargo a finales de esta semana.

Raisi, que está sometido a sanciones personales de Estados Unidos por acusaciones de abusos contra los derechos humanos en su pasado como juez, prometió mejorar las condiciones de vida de los iraníes, que han empeorado desde 2018, cuando Washington volvió a imponer sanciones a Irán tras abandonar un acuerdo nuclear.

“Buscaremos levantar las sanciones tiránicas impuestas por Estados Unidos”, dijo en un discurso televisado Raisi, que fue elegido en junio para reemplazar al pragmático Hassan Rouhani en una votación en la que otros candidatos de alto perfil no pudieron presentarse.

“Pero no someteremos la… economía a la voluntad de los extranjeros”, dijo Raisi, un protegido de Jamenei.

Irán y otras seis potencias mantienen conversaciones desde abril para reactivar el pacto nuclear, según el cual Irán aceptó frenar su programa nuclear para dificultar la obtención de material fisible para fabricar un arma nuclear a cambio de un alivio de las sanciones.

Irán dice que nunca ha pretendido obtener armas nucleares y que nunca lo haría.

Responsables iraníes y occidentales han afirmado que siguen existiendo importantes lagunas para restablecer el pacto. La sexta ronda de conversaciones indirectas entre Teherán y Washington en Viena se suspendió el 20 de junio, y las partes aún no han anunciado cuándo se reanudarán.

Se espera que Raisi, que jurará su cargo el jueves y tendrá una semana para presentar su Gabinete al parlamento para un voto de confianza, adopte un enfoque de “línea dura” en las conversaciones de Viena.

El Líder Supremo, el ayatolá Alí Jamenei, tiene la última palabra en todos los asuntos de Estado, pero el cambio de presidente eliminará la influencia moderadora en la elaboración de normas que ejerce Rouhani desde 2013.

Rouhani, artífice del acuerdo nuclear de 2015, ha criticado implícitamente a los máximos responsables de Irán por “no permitir” que su Gobierno restablezca el pacto durante su mandato.

En su discurso, Jamenei ha pedido al nuevo presidente que “empodere a las personas con menores ingresos” impulsando la economía.

“Encargo al sabio, infatigable, experimentado y popular … Raisi como presidente de Irán”, dijo Jamenei en su decreto de refrendo, que fue leído por su jefe de Gabinete durante la ceremonia.

Nombrado por Jamenei para dirigir el poder judicial en 2019, Raisi fue sometido a sanciones por parte de Estados Unidos unos meses después por el papel que supuestamente desempeñó en las ejecuciones de miles de presos políticos en el año 1988. Irán nunca ha reconocido los asesinatos.

Desde su elección, Raisi, de 60 años, ha abordado por primera vez públicamente las acusaciones, diciendo que las sanciones de Estados Unidos se le impusieron por hacer su trabajo como juez. Los disidentes temen que su presidencia pueda dar lugar a una mayor represión en el país.