Última hora
This content is not available in your region

El Gobierno cubano anuncia una nueva ley de ciberseguridad que causa controversia

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Un joven consulta su teléfono móvil en una calle de La Habana.
Un joven consulta su teléfono móvil en una calle de La Habana.   -   Derechos de autor  AFPTV
Tamaño de texto Aa Aa

Polémica ley en Cuba. El Gobierno cubano ha anunciado una nueva normativa de ciberseguridad que contempla como incidente de alta peligrosidad publicar contenidos considerados subversivos en la red. Las autoridades no quieren que otros países se entrometan en sus asuntos y contesten sus políticas utilizando el poder de la 'red'.

"Los Estados Unidos lo que quieren es ofrecer un Internet paralelo a nuestro país y lo que quiere es brindar una injerencia a nuestro país. Y, realmente, nosotros no vamos a permitir una injerencia, porque estaría violando no solamente nuestra Constitución, sino también, el propio preámbulo de la Constitución de la Unión Internacional de Telecomunicaciones", declara Wilfredo González, viceministro de Comunicaciones de Cuba.

La decisión gubernamental no ha gustado a muchos cubanos y ha generado críticas al considerarla como una "ley mordaza".

"A mí me parece que eso es algo en contra de la libertad de expresión de cada cual, ¿me entiendes? Si en otros países lo hacen, no sé por qué aquí nos lo prohíben. Me parece que eso está mal", declara el fotógrafo Víctor García.

Algunos ciudadanos defienden la libertad de expresión en la red, abogan por la responsabilidad de los internautas y dejan en manos de sus gobernantes decidir qué es lo correcto.

"Yo creo que Internet se hizo para eso, para que cada uno vea lo quiera, poner lo que quiera, leer lo que quiera, investigar, buscar... Cada cual es dueño de lo que hace, de lo que pone y lo que expresa. Las autoridades se encargarán de saber si está mal o está bien", señala Adrián Valdez, artista audiovisual.

Cuba vive un momento de crisis económica y sanitaria que, el pasado 11 de julio llevó a miles de personas a las calles para pedir libertad y mejores condiciones de vida. Las redes sociales permitieron extender las protestas a diversas localidades del país. El Gobierno tomó la medida extrema de bloquear Internet durante aproximadamente una semana.