Última hora
This content is not available in your region

El Salvador | Rechazo y desconfianza ante la inminente llegada del bitcóin a las calles

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro con Agencia Efe, AFP
euronews_icons_loading
Un trabajador realiza una compra en una pequeña tienda que acepta Bitcoin, en Tamanique, El Salvador, el 9 de junio de 2021.
Un trabajador realiza una compra en una pequeña tienda que acepta Bitcoin, en Tamanique, El Salvador, el 9 de junio de 2021.   -   Derechos de autor  AP / Salvador Melendez
Tamaño de texto Aa Aa

El Salvador se convertirá en el único país del mundo que adopte el bitcóin como moneda de curso legal. Tras la aprobación del Parlamento al proyecto de ley en junio, el país centroamericano podrá usar las criptomonedas junto con el dólar estadounidense, su moneda local, a partir de este martes.

Esta ha sido una iniciativa del propio presidente Nayib Bukele para revitalizar el flujo de remesas y evitar el pago de comisiones que causa pérdidas millonarias

Un grupo de vendedoras informales exponen las diferentes opiniones que resaltan en el debate público de su implementación:

"Al principio, temor no tuve, desconfianza tuve, desconfianza, porque quien me iba a cambiar, si yo cobraba con eso [bitcóin]quien me iba a cambiar a efectivo, pero pregunté y luego me explicaron quién me lo iba a cambiar entonces empecé a cobrar con bitcoines", cuenta Rosa.

Mientras Maribel critica de manera férrea la moneda digital: "A mí no me gusta eso, ni por un momento lo acepto, a mí me gusta que me pregunten; cuanto he vendido y saque el rollo de billetes y digo; mira, acá está el rollo de billetes y veo mi pisto, cuanto he vendido. Eso es una estafa que viene, es un robo, no a mí eso no me gusta".

"Según tenemos entendido, va a variar hay veces va a subir hay veces que va a bajar, entonces si nosotros nos atenemos a eso puede que la gente nos pague así con bitcoines, pero cuando vayamos a sacar el dinero no tengamos nada", agrega Krisia.

Los expertos también han mostrado su preocupación por la notoria volatilidad de la criptomoneda y la falta de protección para sus usuarios, también predicen que su adopción generalizada puede estar aún lejos.

Una alternativa al envío de remesas tradicional que levanta la desconfianza

La Ley Bitcóin impulsada por Bukele ha despertado la crítica dentro y fuera de El Salvador acusándolo de buscar el control absoluto de la economía nacional. Según un sondeo del jesuita Instituto Universitario de Opinión Pública de la Universidad Centroamericana (Iudop), el 66,7 % de la población opina que la nueva normativa debe ser derogada y el 65,2 % se mostró en desacuerdo en que el Gobierno de Bukele utilice fondos públicos para financiar la implementación del criptoactivo.

Además, el estudio señala que el 78,3 % de la población está poco o nada interesada en descargar en sus teléfonos la aplicación de la billetera electrónica y el 71,2 % prefiere utilizar el dólar.

El país depende en gran medida de las remesas de su millón y medio de expatriados, que representan casi una cuarta parte de su PIB. Un total de 471.633 hogares reciben estas divisas, de los que 13 530 se encuentran en pobreza extrema y 68 874 en pobreza relativa, según fuentes oficiales.

De acuerdo con el mandatario, son 400 millones los que pagan los salvadoreños en el extranjero cada año para enviar las remesas, que en 2020 sumaron más de 5 900 millones.

Editor de vídeo • Blanca Castro