Última hora
This content is not available in your region

EEUU, Reino Unido y Australia ofrecen diálogo a Francia para calmar la crisis de los submarinos

Access to the comments Comentarios
Por Lucia Riera Bosqued con EFE
euronews_icons_loading
Joe Biden, acompañado virtualmente por el primer ministro australiano Scott Morrison, a la derecha de la pantalla, y el primer ministro británico Boris Johnson
Joe Biden, acompañado virtualmente por el primer ministro australiano Scott Morrison, a la derecha de la pantalla, y el primer ministro británico Boris Johnson   -   Derechos de autor  Andrew Harnik/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Estados Unidos y Reino Unido intentan calmar el conflicto diplomático de los submarinos nucleares a través del diálogo con Francia.

Mientras tanto, Joe Biden y su homólogo Boris Johnson debaten este lunes los asuntos de la asociación estratégica AUKUS en paralelo a la próxima Asamblea General de la ONU.

Australia, por su parte, ha justificado su "afinidad" y "cariño" por los franceses por su apoyo durante las dos guerras mundiales y dice que tiene que pensar en su defensa.

"Hemos trabajado juntos durante muchos años para contrarrestar la amenaza del terrorismo aquí en nuestras propias costas, colaborando con socios de todo el mundo. En un mundo cada vez más incierto, es nuestra responsabilidad garantizar la seguridad de los australianos y asegurar que podemos perseguir nuestros intereses nacionales y la paz y estabilidad de nuestra región", ha dicho el Primer Ministro de Australia, Scott Morrison.

Ruptura de confianza

El Gobierno de Emmanuel Macron ha anunciado que habrá un intercambio telefónico con el presidente de Estados Unidos en los próximos días para tratar lo que París considera "un gran abuso de confianza".

Francia acusó la semana pasada a Australia y EE.UU. de "mentir" con la cancelación del acuerdo franco-australiano de submarinos por valor de 90.000 millones de dólares. La decisión, conocida según París unas horas antes del anuncio público, motivó que Francia llamara a consultas a sus embajadores en Washington y Camberra.

Esta crisis también ha generado dudas en torno al futuro tratado de libre comercio entre Australia y la Unión Europea, que entra en su duodécima ronda sus negociaciones, aunque Tehan, quien se reunirá con el comisario europeo de Comercio, Valdis Dombroski, durante su gira a Europa, insistió en que no ve ninguna razón para que las negociaciones se detengan.

Algunos países de la región indopacífico han mostrado su malestar por la firma del ambicioso acuerdo de defensa de EE.UU., Australia y Reino Unido, que dotará a la flota del país oceánico de submarinos de propulsión nuclear.

Corea del Norte acusó este lunes a los firmantes, y principalmente a Washington, de "alterar el equilibro estratégico en la región de Asia-Pacífico" y desencadenar una carrera de armamento nuclear con un pacto al que tildó de "extremadamente indeseable y peligroso".

Por su parte, Malasia e Indonesia se lamentaron este domingo de que el acuerdo provocará que otras potencias actúen de manera más agresiva en la región, especialmente en el conflictivo mar de China Meridional.