This content is not available in your region

La lava gana 17 hectáreas al mar en La Palma y deja un millar de edificaciones afectadas

Access to the comments Comentarios
Por Lucia Riera Bosqued  con EFE
euronews_icons_loading
La lava del volcán de La Palma avanza ganando terreno al mar. El 30 de septiembre de 2021
La lava del volcán de La Palma avanza ganando terreno al mar. El 30 de septiembre de 2021   -   Derechos de autor  Daniel Roca/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.

La isla española de La Palma ya es 17 hectáreas más extensa. La culpa es del volcán cuyo río de magma sigue comiéndole terreno al Océano Atlántico.

La humareda de vapor y gases desprendidos por el contacto con el agua ha alcanzado ya los 5.000 metros de altura.

En el municipio de Tazacorte varios núcleos de población siguen confinados mientras se estudia la calidad del aire, aunque los vuelos con La Palma se han reanudado en la tarde del jueves.

A partir del viernes se prevé un deterioro en la calidad del aire por cambios en los vientos. Por ello, los expertos piden a la población más cercana al volcán que extreme las precauciones, y en la población de Tazacorte ya se han medido valores altos de dióxido de azufre -por encima de las normativas sobre calidad del aire, aunque sin suponer un peligro para la salud- y hay olor a huevos podridos.

En este municipio, donde el martes la colada de lava alcanzó el mar, se han medido puntualmente 500 microgramos de dióxido de azufre (SO2) por metro cúbico, aunque esta cota ha bajado ya a 300.

Ahora se considera que el problema puede extenderse a Los Llanos de Aridane (los valores se sitúan en unos 100 microgramos por metro cúbico) y El Paso, por lo que se recomiendan precauciones especiales: permanecer en interiores, salvo necesidad, y utilizar mascarillas FFP2, sobre todo las personas con afecciones respiratorias, los ancianos, los niños y las embarazadas.

Este aumento de las mediciones coincide con un incremento de las emisiones de SO2 desde el volcán, a 7.149 toneladas diarias, un valor relativamente alto.

De momento, la erupción ha obligado a desalojar a unas 6.000 personas, muchas de las cuales han perdido sus casas y su medio de vida.

La estabilidad en la colada ha permitido acceder a los agricultores a sus fincas, dar de comer al ganado o que los evacuados pudieran ir a sus casas por razones de urgencia a recoger algo.

Casi mil edificaciones afectadas

En total, la lava ha engullido al menos 338 hectáreas de terreno desde que el Cumbre Vieja explotó el 19 de septiembre y las infraestructuras dañadas se acercan al millar, con más de 850 edificaciones destruidas, como lo están más de 27Km de carreteras, según los últimos datos del sistemas de satélites europeo de monitorización terrestre Copernicus.

Ante esta situación, el Gobierno regional del archipiélago de las Canarias ha aprobado un decreto ley con exenciones fiscales para los afectados, como un Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) "cero" a la compra de inmuebles, terrenos y vehículos y la condonación de las tasas de patrimonio y de donaciones y sucesiones.

Ahora la emisión de magma es más rápida y fluida, y los expertos desconocen cómo podrá evolucionar el comportamiento del volcán. En las últimas horas se han detectado 18 terremotos, cuatro de ellos sentidos muy débilmente por la población.