Última hora
This content is not available in your region

Chile | Protestas antiinmigración y choques entre manifestantes en Santiago

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez con EFE
euronews_icons_loading
Manifestación antiinmigración en Santiago de Chile
Manifestación antiinmigración en Santiago de Chile   -   Derechos de autor  Esteban Felix/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Las protestas contra los inmigrantes indocumentados se suceden en Chile. Este sábado, manifestantes antiinmigración chocaron con grupos antixenofobia en la capital, Santiago. Al menos una persona fue apuñalada y once acabaron detenidas. La Policía utilizó cañones de agua para acabar con los disturbios.

Algunos manifestantes se congregaron frente al palacio de La Moneda, sede de la presidencia, donde mostraron carteles contra la inmigración y cantaron el himno nacional.

Lo ocurrido en la capital es el reflejo de lo que está sucediendo en la norteña ciudad de Iquique, donde hace una semana una turba quemó pertenencias de venezolanos que acaban de ser desalojados de un campamento y hubo conatos de agresión contra los ellos.

Este sábado volvió a haber manfestaciones a favor y en contra en la ciudad, en medio de un gran despliegue de fuerzas de seguridad .

Iquique, enclavada en el desierto de Atacama, es la primera gran urbe tras cruzar la frontera de Chile desde Perú o Bolivia y, por tanto, primera parada para muchos indocumentados.

Según las autoridades, en Chile hay alrededor de un millón cuatrocientos mil migrantes, lo que equivale a más del 7% la población. Los venezolanos son los más numerosos, seguidos de peruanos, haitianos y colombianos.

El norte del país lleva meses viviendo una fuerte crisis migratoria que se ha agravado en los últimos días y ha obligado al Gobierno a desplegar campamentos y albergues en Colchane y Huara, dos pequeñas localidades fronterizas, y también en Iquique.

En paralelo, el Gobierno ha desplegado una campaña para frenar la entrada irregular de extranjeros. Este año aprobó una nueva Ley de Migraciones más estricta e inició un proceso de deportaciones.