Última hora
This content is not available in your region

La CIA crea una unidad especial sobre el Gobierno de China, "una amenaza" y "cada vez más hostil"

Access to the comments Comentarios
Por euronews con AFP, AP
El presidente Xi Jiping en las celebraciones del Día de los Mártires, el pasado 30 de septiembre.
El presidente Xi Jiping en las celebraciones del Día de los Mártires, el pasado 30 de septiembre.   -   Derechos de autor  Andy Wong/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

La CIA anunció este jueves la creación del China Mission Center, una unidad especial dedicada a las cuestiones sobre el gigante asiático, considerado el principal rival a largo plazo. Los analistas recuerdan las similitudes con las unidades dedicadas al bloque soviético durante la Guerra Fría.

El director de la CIA William Burns ha querido precisar que la unidad no se dirige contra el pueblo chino sino contra el Gobierno de Pekín.

"El CMC reforzará nuestro trabajo colectivo sobre la amenaza geopolítica más importante a la que nos enfrentamos en el siglo XXI: un gobierno chino cada vez más hostil", dijo Burns.

A pesar del tono vagamente conciliador del reciente discurso del presidente Joe Biden ante la Asamblea General de la ONU, la Administración se toma muy en serio la amenaza china, considerada como un "competidor estratégico" y el pasado junio creó una unidad especial en el Pentágono para evaluar la amenaza que representa Pekín en el plano militar y responder.

El reciente acuerdo naval entre EE. UU., Australia y Reino Unido que ha levantado ampollas en Europa, se enmarca dentro de esta estrategía.

La CIA y el FBI, encargado de la seguridad interior, han revelado decenas de casos de espionaje industrial o militar a la sombra de las autoridades chinas. También se acusa al gigante asiático de estar detrás de varios ciberataques contra instituciones y empresas estadounidenses.

El Washington Post y el New York Times tuvieron acceso a un documento interno en el China reconocía haber perdido a decenas de informadores, detenidos o asesinados.

"A lo largo de su historia la CIA ha superado todos los retos a los que se ha enfrentado", dijo el director de la agencia. "Mientras nos enfrentamos a nuestro reto geopolítico más difícil hoy en día, en una nueva era de rivalidad entre grandes potencias, la CIA desempeñará un papel fundamental" añadió.

La relación entre las dos superpotencias se ha visto afectada por el vuelo de aviones militares de China cerca de la isla autogobernada de Taiwán, que Pekín considera parte de su territorio. Estados Unidos también acusa a China de torpedear los esfuerzos para entender los orígenes de la pandemia de COVID-19.

China se defiende asegurando que Estados Unidos busca un chivo expiatorio para ocultar sus propios fracasoso como la precipitada retirada de Afganistán.

El grupo se convertirá en uno de los centros de misión, una docena en total, que tiene en marcha la agencia.

Se reunirá semanalmente con el director para pilotar la estrategia de la agencia frente a China.

La CIA busca agentes capaces de hablar chino y está intentando reducir a seis meses los complejos y onerosos procedimientos de reclutamiento.

China es un reto especialmente difícil para la comunidad de inteligencia estadounidense, dada la insularidad de los dirigentes de su Partido Comunista, sus grandes servicios militares y de seguridad y su desarrollo en tecnologías avanzadas que pueden contrarrestar el espionaje.

Los rivales republicanos en el Congreso han celebrado la creación de este grupo de trabajo.

Burns también anunció la creación de un Director de Tecnología en la CIA y de una unidad dedicada a la competitividad global de Estados Unidos, el Centro de Misión Transnacional y Tecnológica.

La unidad se centrará en las tecnologías emergentes, el cambio climático, la seguridad económica y las cuestiones de salud pública.

Como parte de una reorganización de la agencia, la CIA incorporará los centros de misión sobre Irán y Corea del Norte a los grupos existentes que cubren la región respectiva de cada país. Ambos centros de misión específicos para cada país fueron creados durante la administración del presidente Donald Trump.