Última hora
This content is not available in your region

Líbano sufre un apagón general de electricidad por falta de combustible

Access to the comments Comentarios
Por EFE
euronews_icons_loading
Líbano sufre un apagón general de electricidad por falta de combustible
Derechos de autor  Hassan Ammar/The Associated Press
Tamaño de texto Aa Aa

El Líbano se quedó este sábado sin suministro eléctrico público después de que dos plantas de energía dejasen de operar en las últimas 24 horas por falta de combustible, apagando del todo este servicio que venía proporcionando solo una o dos horas de luz cada día a los hogares.

El cese de operaciones en las plantas de Deir Amar (norte) y Zahrani (sur) hizo disminuir el suministro a menos de 270 megavatios y, en consecuencia, la red "al completo" dejó de funcionar, informó la compañía eléctrica estatal, Electricité du Liban (EDL), según la Agencia Nacional de Noticias.

Desde hace varios meses, el suministro eléctrico público ha sido muy limitado, por lo que la población depende de la contratación de generadores privados, también operados con combustible y cuyo precio se ha disparado por la escasez generalizada de carburantes.

EDL explicó que "en estos momentos" no puede hacer nada para volver a poner la red en funcionamiento debido a "las difíciles condiciones operativas", "la baja capacidad de producción" y "la existencia de importantes estaciones de transferencia fuera del control de la institución".

Sin embargo, la compañía está estudiando la posibilidad de adquirir una cantidad limitada de carburante que le permita elevar el suministro a 500 megavatios y restaurar el flujo en la red eléctrica durante unos días, de acuerdo con la Agencia Nacional de Noticias libanesa.

Está previsto que a finales de mes el Líbano reciba un nuevo envío de gasóleo pesado como parte de un acuerdo con Irak para el intercambio de un millón de toneladas anuales de este carburante a cambio de servicios, precisó EDL.

El pequeño país mediterráneo está sumido en una de las peores crisis económicas ocurridas en el mundo en más de un siglo y medio, y registra una fuerte escasez de productos y servicios básicos como medicinas, materiales médicos, carburantes, electricidad y agua corriente.

EFE