This content is not available in your region

Desesperación en países de América Latina por los retrasos de entrega de la Sputnik V

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro  con AP
euronews_icons_loading
Venezuela pidió unas 10 milllones de dosis de Sputnik V en diciembre de 2020 pero hasta la fecha solo ha recibido algo más de 3 millones.
Venezuela pidió unas 10 milllones de dosis de Sputnik V en diciembre de 2020 pero hasta la fecha solo ha recibido algo más de 3 millones.   -   Derechos de autor  Euronews vía AP

Millones de personas desde América Latina hasta Oriente Medio esperan ansiosamente recibir la primera o segunda dosis de la Sputnik V.

La vacuna rusa contra la covid-19 se presentó a mediados de la pandemia como la opción más viable para los países en desarrollo, ya que las potencias mundiales habían monopolizado las demás vacunas.

Sin embargo, Rusia no ha podido cumplir con las entregas estimadas y esto ha generado importantes retrasos en las campañas de vacunación en algunos países.

Por ejemplo, Venezuela pidió unas 10 milllones de dosis de Sputnik V en diciembre de 2020 pero hasta la fecha solo ha recibido algo más de 3 millones.

En Caracas, Esperita García Pérez, de 88 años, recibió su primera dosis en mayo pasado. Pero pasan los meses y la segunda dosis no llega. Hace un mes se infectó de covid, tras sobrevivir aguarda con fe recibir la pauta completa.

"Estuve ansiosa durante muchos, muchos meses esperando [la segunda dosis de la vacuna Sputnik V]. Dijeron que iba a llegar, luego dijeron que no, luego dijeron que iba a tener que esperar, luego que no iba a tener que esperar, y entonces me dije: 'Dios mío, si la gente no puede recibir la segunda dosis, ¿por qué recibieron la primera dosis si no pueden recibir la segunda?'"

A diferencia de otras vacunas contra la covid-19, la primera y la segunda inyección del fármaco ruso son diferentes y no son intercambiables.

El cumplimiento de los plazos de entrega se ha visto afectado presuntamente por las dificultades de producción y fabricación. Los expertos han señalado la limitada capacidad de producción de Rusia, así como el complejo proceso de elaboración de la segunda dosis.

"El segundo componente [de la vacuna Sputnik V], digamos, se produce con dificultad [que el primero]; como se trata de células vivas que producen virus, esta definición se aplica plenamente a ello. Cuánto más lento crece, cuál es la razón: es un misterio para mí, no he visto respuestas a estas preguntas en ningún sitio. El hecho es que el segundo componente de la vacuna Sputnik V es más difícil de producir que el primero", explica Ilya Yasny, jefe de investigación científica del fondo de inversión ruso Inbio Ventures.

Pero Rusia asegura que se ha resuelto el problema, lo confirma Kirill Dmitriev, director General del Fondo de Inversión Directa de Rusia.

"Todos esos problemas se han resuelto por completo, así que no volveremos a tener retrasos con la segunda dosis en terceros países. Se sabe que todos los fabricantes de vacunas tuvieron en algún momento algunos retrasos en las entregas, así que no hay ningún fabricante de vacunas en el mundo que no haya tenido problemas así."

Una consultora estima que Rusia sólo ha exportado el 4,8 % de lo s cerca de 1 000 millones de dosis prometidas. Los retrasos de Sputnik en países como Argentina y Venezuela han hecho que algunas personas reciban una vacuna diferente para su segunda dosis, aunque los científicos todavía están estudiando los efectos de esta combinación.

Editor de vídeo • Blanca Castro