This content is not available in your region

Encontronazo con el primer ministro polaco en el Parlamento Europeo

Access to the comments Comentarios
Por Ana LAZARO
euronews_icons_loading
Encontronazo con el primer ministro polaco en el Parlamento Europeo
Derechos de autor  Ronald Wittek/Associated Press

Duro encontronazo en el Parlamento Europeo con el primer ministro polaco Mateusz Moriawiecki.

Son muchos los contenciosos abiertos entre Bruselas y Varsovia, desde la independencia de la justicia polaca hasta el respeto de la comunidad LGBT. Pero la reciente sentencia del Tribunal Constitucional cuestionando la primacía de la legislación europea ha sido la gota que ha colmado el vaso.

La presidenta de la Comisión Europea ha dejado claro que no permitirá que se pongan en peligro los valores de la Unión Europea. "El Estado de Derecho es el pegamento que une a nuestra Unión, es esencial para los valores en los que se basa nuestra Unión: democracia, libertad, igualdad y respeto por los derechos humanos", ha dicho Ursula von der Leyen en el hemiciclo.

La Comisión dispone de varias herramientas para presionar a Varsovia:

-imponer multas diarias a través de un procedimiento de infracción,

-suspender el derecho a voto de Polonia aplicando el Artículo 7

-o congelar los fondos europeos activando el mecanismo de condicionalidad.

El primer ministro polaco ha respondido señalando que su país nunca será una provincia de la Unión Europea y rechazando lo que ha calificado de intimidación. "Es inaceptable hablar de sanciones económicas, etc. No permitiré que los políticos de la UE chantajeen a Polonia. El chantaje no debe ser un método de conducta política", ha replicado Mateusz Moriawiecki.

La decisión sobre qué mecanismo activar o cuándo activarlo también ha sido objeto de debate. Algunos eurodiputados piden diálogo, pero otros se plantean incluso demandar a la Comisión por su lentitud a la hora de actuar.

“No creo que el diálogo sea oportuno ahora mismo porque el gobierno polaco, especialmente su ala más extrema, no está interesado en el diálogo. Su único interés es controlar el sistema judicial polaco", afirma Marek Belka, eurodiputado polaco del grupo Socialista.

Desde el partido gobernante, los eurodiputados afirman que Bruselas se está extralimitando. "La Comisión Europea está actuando políticamente, va más allá de los Tratados, por eso protestamos", afirma Witold Jan Waszczykowski, del grupo Conservador.

El debate está lejos de estar cerrado y no será fácil resolver la cuasi rupura legal provocada por el Tribunal Consitucional polaco. Pero la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de este jueves podría indicar la pista a seguir.

En un tono un poco más conciliador, Moriawiecki ha descartado que la actual confrontación con Bruselas pueda desencadenar la salidad de Polonia del club comunitario.