This content is not available in your region

El presidente uzbeko espera ser reelegido tras no dar la autorización a los principales opositores

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
euronews_icons_loading
El presidente uzbeko espera ser reelegido tras no dar la autorización a los principales opositores
Derechos de autor  AP/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

Uzbekistán celebra unas elecciones presidenciales en las que es previsible que sea reelegido el actual presidente Shavkat Mirziyóyev, después de que los principales candidatos de la oposición no hayan sido registrados por las autoridades.

Según los opositores, el presidente se enfrenta a cuatro candidatos que se abstuvieron de toda crítica en su contra durante la campaña. Aunque el presidente acabó con los trabajos forzados, abrió la economía y liberó a opositores apresados por su antecesor, en el país ha habido una importante represión en contra de los críticos.

Con un 33% de participación, la Comisión Electoral Central ha declarado válidos los comicios a las 12 del mediodía, hora local.

Mirziyóyev votó este domingo en Taskent donde no hizo declaraciones. El presidente asumió el cargo hace cinco años tras la muerte del fundador de la patria, Islam Karímov. Ejerció de primer ministro entre 2003 y 2016.

También han votado los otros cuatro candidatos en liza: Bajrom Abdujalímov del partido socialdemócrata "Adolat" (Justicia); Alisher Kadírov, del Partido Democrático Milly Tiklanish; Narzullo Oblumoradov, del Partido Ecológico, y Maksuda Varísova, del Partido Popular Democrático, la primera mujer en postular a la Presidencia en la historia del país.

Según la legislación nacional, sólo pueden presentar sus candidaturas a la Presidencia aquellos políticos cuyos partidos hayan sido registrados por las autoridades, lo que impidió la participación de candidatos opositores.

Pese a las promesas de reforma política que el presidente hizo tras llegar al poder, ninguna de las tres formaciones opositoras ha sido legalizada: el Partido Democrático Erk, Verdad y Desarrollo, y el Interés del Pueblo.

En vísperas de los comicios, la organización Human Rights Watch emitió un informe en el que criticó "la involución" en materia de reforma política y defensa de los derechos humanos, y denunció la persecución de la disidencia en internet.

Las elecciones son supervisadas por los observadores de la Oficina de la OSCE sobre Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (ODIHR), a cuyo jefe de misión Mirziyóyev recibió en vísperas de los comicios.

Se espera que el presidente reciba el apoyo de la mayoría de emigrantes que trabajan en el exterior, en su mayoría en Rusia, ya que durante la campaña se opuso a fiscalizar las remesas que envían a sus familias