This content is not available in your region

El G20 quiere el 70% del mundo esté vacunado para mediados 2022; crea grupo para combatir pandemias

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
OMS alcanza principio de acuerdo sobre futuro tratado para abordar pandemias
OMS alcanza principio de acuerdo sobre futuro tratado para abordar pandemias   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Jan Strupczewski y Andrea Shalal

ROMA, 29 oct – Los ministros de Finanzas y Salud de las 20 economías más grandes del mundo (G20) dijeron el viernes que tomarían medidas para garantizar que el 70% de la población mundial esté vacunada contra el COVID-19 para mediados de 2022 y crearon un grupo de trabajo para luchar contra futuras pandemias.

No pudieron llegar a un acuerdo sobre un mecanismo de financiamiento separado propuesto por Estados Unidos e Indonesia, pero afirmaron que el grupo de trabajo exploraría opciones para movilizar fondos para impulsar la preparación, la prevención y la respuesta ante una pandemia.

“Para ayudar a avanzar hacia las metas globales de vacunar al menos al 40% de la población en todos los países para fines de 2021 y al 70% para mediados de 2022 (…) tomaremos medidas para ayudar a impulsar el suministro de vacunas y productos médicos esenciales e insumos en los países en desarrollo y eliminar las restricciones relevantes de suministro y financiamiento”, dijeron los ministros en un comunicado visto por Reuters.

El objetivo anterior consistía en vacunar al 70% de la población mundial para el otoño boreal de 2022.

“Establecemos un Grupo de Trabajo Conjunto Finanzas-Salud del G20 destinado a mejorar el diálogo y la cooperación mundial sobre cuestiones relacionadas con la prevención, la preparación y la respuesta ante una pandemia”, según el comunicado.

También para “promover el intercambio de experiencias y mejores prácticas, desarrollar acuerdos de coordinación entre los Ministerios de Finanzas y de Salud, promover la acción colectiva, evaluando y abordando emergencias de salud con impacto transfronterizo y alentando la administración efectiva de los recursos”, agregó.

Los ministros dijeron que estaban creando el nuevo organismo porque la pandemia de COVID-19 había expuesto “deficiencias significativas” en la capacidad del mundo para coordinar su respuesta.

Además, se comprometieron a apoyar “todos los esfuerzos de colaboración” para brindar acceso a vacunas, terapias, diagnósticos y equipos de protección personal seguros, asequibles, de calidad y eficaces, especialmente en los países de ingresos bajos y medianos.

Para alcanzar los objetivos de vacunación, dijeron que trabajarían para impulsar el suministro de vacunas y productos e insumos médicos esenciales en los países en desarrollo, mientras eliminan restricciones en el suministro y el financiamiento, pero no dieron detalles específicos.

También pidieron impulsar la resiliencia de las cadenas de suministro a través de centros de transferencia de tecnología voluntaria en varias regiones, como los centros de ARNm recientemente establecidos en Sudáfrica, Brasil y Argentina, y mediante acuerdos conjuntos de producción y procesamiento.

El llamado a una transferencia voluntaria de tecnología de ARNm significa que las conversaciones sobre la idea de una exención temporal de los derechos de propiedad intelectual sobre las vacunas y terapias COVID-19, originalmente propuestas por Sudáfrica e India y ahora defendidas por Estados Unidos, permanecen estancadas en La Organización Mundial de Comercio.