This content is not available in your region

España se queda sin suministro de gas argelino a través de Marruecos

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Gasoducto argelino
Gasoducto argelino   -   Derechos de autor  euronews

En plena crisis energética, Argelia cortó este domingo el suministro de gas a España a través del gasoducto que atraviesa Marruecos, un gasoducto importantísimo para el suministro energético español, que el año pasado recibió por esta tubería 6.000 millones de metros cúbicos de gas.

El Gobierno argelino ha cerrado el grifo como represalia contra el Gobierno de Marruecos, al que acusa de "prácticas hostiles", lo que supone un nuevo peldaño en el enfrentamiento entre las dos potencias magrebíes.

La cuestión es cómo va a afectar eso a España en un momento en el que el país sufre una escalada imparable de los precios de la electricidad.

El gasoducto Medgaz ¿una alternativa factible?

Argelia ha prometido al Gobierno de Madrid que suplirá el gas perdido del gasoducto marroquí aumentando hasta los 10 000 millones de metros cúbicos la capacidad del gasoducto Medgaz, que une directamente Argelia con Almería. Pero aún en ese caso, las cifras no cuadran, pues aún faltarían 4.000 metros cúbicos de gas para alcanzar el suministro habitual.

euronews
Mapa del gasoducto del Magreb y del gasoducto Medgazeuronews

Dependencia española del gas argelino

La dependencia de España del gas argelino es muy importante. Según Enagás, Argelia ha suministrado este año casi la mitad del gas importado por España, el 47 % exactamente, lo que equivale a 15.000 millones de metros cúbicos.

De ellos, 6000 millones llegaron a través del gasoducto que atraviesa Marruecos y que ahora ha sido cortado, 8.000 millones llegaron a través de gasoducto Medgaz y 1.000 millones en barcos, en forma de gas natural licuado.

euronews
Importaciones españolas de gas argelino en 2021euronews

Marruecos dice no inquietarse de la decisión del Gobierno argelino de cerrar el gasoducto y asegura que para su sistema eléctrico el impacto será "insignificante". Las consecuencias para España aún están por ver.