This content is not available in your region

La justicia europea condena a Hungría por criminalizar la ayuda a los migrantes

Access to the comments Comentarios
Por Ana LAZARO
euronews_icons_loading
Un policía cierra la puerta de un centro para migrantes en Roszke, Hungría
Un policía cierra la puerta de un centro para migrantes en Roszke, Hungría   -   Derechos de autor  OLIVER BUNIC/AFP

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha inflingido un nuevo varapalo a Hungría.

Esta vez por haber criminalizado la labor de las oenegés que ayudan a los inmigrantes ilegales, incluidos los demandantes de asilo.

Los jueces consideran que la legislación húngara aprobada en 2018 es contraria al derecho comunitario ya que resta garantías a los solicitantes de asilo. El texto, conocido como Stop Soros, establece que las personas que ayudan a los migrantes pueden ser castigadas incluso con penas de cárcel.

“La tipificación penal de esta actividad menoscaba el ejercicio de los derechos garantizados por el legislador de la Unión en materia de asistencia a los solicitantes de protección internacional”, puede leerse en la sentencia.

Por otro lado, el Tribunal rechaza los argumentos invocados por Hungría que denunciaba un uso abusivo de las demandas de asilo en base a informaciones engañosas.

La Justicia europea da así la razón a la Comisión Europea que fue quien demandó al gobierno del primer ministro Victor Orbán. Y es un ejemplo más del largo pulso que enfrenta a Bruselas y Budapest por el respeto del Estado de Derecho.

El gobierno húngaro ha hecho saber a través de un tuit que acepta la setencia. Pero insiste en que su posición en materia de migración se mantiene intacta.

Un ámbito en el que el gobierno de Victor Orbán siempre ha mantenido una línea dura, negándose a aceptar las cuotas para acoger solicitantes de asilo.