EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

El nadador paralímpico francés Théo Curin completa la travesía más larga del lago Titicaca

El nadador paralímpico francés Théo Curin celebra haber completado la travesía más larga jamas nadada en el Titicaca, con 120 kilómetros entre Bolivia y Perú
El nadador paralímpico francés Théo Curin celebra haber completado la travesía más larga jamas nadada en el Titicaca, con 120 kilómetros entre Bolivia y Perú Derechos de autor CARLOS MAMANI/AFP
Derechos de autor CARLOS MAMANI/AFP
Por Euronews & EFE
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Nadie antes se había atrevido a nadar la distancia que separa Copacabana de las islas flotantes de los Uros frente a la bahía de Puno.

PUBLICIDAD

Once días. Es el tiempo que le ha llevado al medallista paralímpico francés, Théo Curin, junto a otros dos expertos nadadores la travesía más larga jamás hecha en el Titicaca, el lago navegable más alto del planeta, con 120 kilómetros nadados entre Bolivia y Perú.

Nadie antes se había atrevido a nadar la distancia que separa Copacabana de las islas flotantes de los Uros frente a la bahía de Puno.

"No pensé que sería tan difícil. A veces creí que íbamos a morir, pero aquí estamos, la gente está ahí, lo hicimos, con sinceridad, gracias a todos porque eso es hacer que los sueños se hagan realidad. Sin mis dos compañeros, no habría tenido éxito. Gracias a los dos. ¡Lo logramos!", afirmó Curin.

El nadador galo, que no recibió ayuda durante la travesía, estalló de alegría con un sonoro grito y rompió seguidamente en llanto, tras haber nadado el último tramo entre los ánimos de la población aymara que habita en los Uros.

Tras ganar una medalla de plata en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro en 2016, las dificultades para clasificarse para Tokio 2020 impulsaron a Curin a cruzar a nado el Titicaca para ampliar sus horizontes, probar su capacidad en otros escenarios y lograr algo único.

Atrás quedaron días llenos de dificultades e imprevistos, donde el frío, las tormentas y, sobre todo, el fuerte viento y las intensas corrientes de agua dentro del lago han sido sus principales enemigos.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Perú: la COVID-19 pone en aprietos a los productores de trucha en el lago Titicaca

Cómo salvar a la milagrosa rana gigante del Titicaca

París 2024: el Palacio de Versalles ultima su puesta a punto para los Juegos Olímpicos