This content is not available in your region

Volcán de La Palma | Un apasionante viaje científico al volcán de Cumbre Vieja

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Un miembro de la Unidad Militar de Emergencia recoge muestras de lava en la isla española de La Palma
Un miembro de la Unidad Militar de Emergencia recoge muestras de lava en la isla española de La Palma   -   Derechos de autor  AP Photo

Más allá del carácter trágico y de la destrucción acarreada por la erupción del volcán de la isla española de La Palma, el fenómeno se ha convertido en una oportunidad excepcional para científicos de todo el mundo, que están utilizando tecnologías de vanguardia para tratar de comprender lo que sucede y prever su evolución.

Satélites, drones, espectrómetros y peligrosas operaciones para recuperar muestras

En las diez semanas transcurridas desde que comenzó la erupción, los vulcanólogos han identificado al menos 11 flujos de lava diferentes, que observan con drones y espectrómetros de alta precisión. Gracias a satélites, analizan las emisiones de gases y la extensión y dirección de las coladas.

Aunque la misión más delicada es la de recuperar muestras de lava incandescente, desde nanopartículas a "bombas de lava" del tamaño de una sandía, que lanza el volcán como proyectiles. De esta tarea peligrosa se ocupan a menudo los miembros de la Unidad Militar de Emergencia, armados con guantes, botas y ropa de protección.

La erupción nos enseña algunas lecciones dolorosas pero importantes
Valentin Troll
Vulcanólogo de la universidad de Uppsala

El vulcanólogo Valentín Troll, de la universidad sueca de Uppsala, es un experto de los volcanes en el archipiélago canario.

"Ha sido una experiencia emocionante, ha sido alucinante literalmente ver muchos de estos procesos en acción (...) En las islas Canarias, el turismo es muy importante, económicamente hablando, y tenemos que aprender cómo podemos proteger a la población, así como las industrias en crecimiento. Y aquí es donde esta erupción ha sido muy útil. Nos enseña algunas lecciones dolorosas pero importantes".

El objetivo es comprender mejor cómo se forman y se desarrollan las erupciones y, lo más crucial para los isleños, cómo y cuando terminan. Pero a pesar de los avances tecnológicos y científicos, solo pueden hacer conjeturas de lo que ocurre en el submundo donde se forma el magma y donde se funde cualquier aparato fabricado por el hombre, como explica el vulcanólogo Pedro Hernandez.

Estamos conociendo más de las estrellas que de lo que ocurre debajo de nuestros pies
Pedro Hernández
vulcanólogo

"Es verdad que todavía estamos lejos de entender a la perfección qué ocurre a esos kilómetros de profundidad y posiblemente estamos conociendo más de las estrellas que de lo que ocurre debajo de nuestros pies", dice Hernández.

Aún así la labor de los científicos y sus complicadas mediciones son vitales, pues permiten a las autoridades decidir si es necesario evacuar y decretar confinamientos cuando las concentraciones de gas se vuelven tóxicas.