This content is not available in your region

Europa supera los 75 millones de casos de COVID-19 en pleno auge de ómicron

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Europa supera los 75 millones de casos de COVID-19 en pleno auge de ómicron
Europa supera los 75 millones de casos de COVID-19 en pleno auge de ómicron   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Aparupa Mazumder

3 dic – Europa superó el viernes los 75 millones de casos de coronavirus, según un recuento de Reuters, mientras la región se prepara frente a la nueva variante ómicron en un momento en el que los hospitales de algunos países ya están sobrecargados por la actual oleada.

Más de 15 países de Europa han notificado casos confirmados de la nueva variante que ha sacudido los mercados financieros en la última semana. La agencia de salud pública de la Unión Europea dijo el jueves que la variante ómicron podría ser responsable de más de la mitad de todas las infecciones por COVID-19 en Europa en pocos meses.

Incluso antes del descubrimiento de ómicron, Europa era el actual epicentro de la pandemia, ya que 66 de cada 100 nuevas infecciones diarias procedían de países europeos, según un informe de Reuters.

El este de Europa acumula el 33% del total de casos notificados en Europa y cerca del 53% del total de muertes. Además, representa el 39% de la población de la región.

Hasta ahora, el Reino Unido ha notificado el mayor número total de casos de coronavirus en la región, seguido de Rusia, Francia y Alemania.

Los datos de Reuters muestran que el ritmo de la pandemia ha se ha acelerado hasta un máximo en la segunda mitad de 2021. Europa ha notificado una media diaria de 359.000 nuevos casos en el segundo semestre, frente a la mayor cifra previa de 241.000 casos diarios en la primera mitad del año.

La región europea ha tardado 136 días en pasar de los 50 millones de casos a los 75 millones, frente a los 194 días que tardó en pasar de 25 a 50 millones, mientras que los primeros 25 millones de casos se registraron en 350 días.

Para hacer frente a ese aumento, varios países europeos volvieron a imponer límites a la actividad, desde el confinamiento de Austria hasta el cierre parcial en los Países Bajos y las restricciones a los no vacunados en partes de Alemania, la República Checa y Eslovaquia.

El escepticismo sobre las vacunas entre ciertos sectores de la población son un fenómeno mundial, pero los expertos afirman que esta actitud puede ser especialmente representativa entre los centroeuropeos, décadas después de que el colapso del régimen comunista erosionara la confianza pública en las instituciones estatales.

En Letonia, uno de los países con menor índice de vacunación de la UE, los cadáveres en las morgues acabaron apilados unos encima de otros sin reclamar durante días, mientras los familiares se acumulan en los cementerios para enterrarlos.

Los hospitales de la República Checa, donde sólo el 62% de la población ha recibido al menos una dosis de la vacuna contra la COVID-19, están desbordados por el número de pacientes de la enfermedad.

Las fuerzas aéreas alemanas han trasladado a pacientes de COVID de hospitales completos a otros dentro del país, desplegando ingentes operativos aéreos al efecto.

En Ucrania, donde sólo el 30% ha recibido al menos una primera dosis de la vacuna, la media de muertes por COVID-19 al día ha batido récords recientemente.