This content is not available in your region

Los organismos sanitarios de la UE recomiendan combinar las vacunas de COVID-19

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
WTO head says pandemic-related trade barriers are rising
WTO head says pandemic-related trade barriers are rising   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

7 dic -La agencia reguladora de medicamentos y el organismo de salud pública de la Unión Europea han recomendado que se mezclen y combinen las vacunas contra el COVID-19 autorizadas tanto para las inyecciones iniciales como para las dosis de refuerzo, en un momento en que la región experimenta un aumento de las infecciones antes de la temporada de vacaciones.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) señalaron en un comunicado conjunto que la combinación de vacunas con vectores virales y vacunas de ARNm o ARN mensajero produce unos niveles adecuados de anticuerpos contra el coronavirus causante del COVID-19.

Su autorización se produce después de que un estudio afirmara el lunes que una primera dosis de vacunas de AstraZeneca o de Pfizer-BioNTech seguida de una vacuna de Moderna nueve semanas después indujo una mejor respuesta inmunitaria.

Estados Unidos ha dado luz verde a la combinación de vacunas, mientras que la Organización Mundial de la Salud también está evaluando este procedimiento.

La durabilidad de la protección ofrecida por las vacunas ha sido objeto de escrutinio y el mundo se esfuerza por rastrear la variante ómicron, mientras los Gobiernos están imponiendo nuevas restricciones. La administración oficial de vacunas a los niños de 5 a 11 años comenzará la próxima semana en Europa.

“El uso de calendarios heterólogos puede ofrecer flexibilidad en cuanto a las opciones de vacunación, en particular para reducir el impacto en el despliegue de la vacuna en caso de que una de ellas no esté disponible por cualquier motivo”, dijeron la EMA y el ECDC.

Las recomendaciones también pretenden ayudar a los Estados miembros de la UE con sus propias campañas de vacunación antes de cualquier autorización formal en toda la UE, ya que las agencias sanitarias siguen estudiando los datos sobre la mezcla de vacunas.