This content is not available in your region

El presidente de Kazajistán asegura haber restaurado el orden público en gran medida

Access to the comments Comentarios
Por Raúl Sánchez
La policía antidisturbios durante una protesta en Almaty, Kazajistán, el 5 de enero de 2022.
La policía antidisturbios durante una protesta en Almaty, Kazajistán, el 5 de enero de 2022.   -   Derechos de autor  AP / Vladimir Tretyakov

El Ministerio del Interior de Kazajistán informó este miércoles de que “26 criminales armados” habían muerto y 18 más resultaron heridos durante los virulentos enfrentamientos desde que comenzaron el pasado domingo.

Por su parte, el presidente del país centroasiático, Kassym-Jomart Toakaiev, afirmó que el orden público se había restaurado en gran medida en el país y agregó que continuarán las operaciones hasta acabar con los disidentes. Sin embargo, para algunos políticos de la oposición, el gobierno kazajo se acerca a su fin.

“Considero que este es el fin del régimen, la pregunta es sólo cuánto tardará”, explica el líder de la oposición kazaja refugiado en Francia, Mukhtar Ablyazov. Las tropas rusas y de otros países aliados llegaron el jueves a Kazajstán, presuntamente como misión de mantenimiento de la paz.

"El expresidente Nursultán Nazarbáyev pidió ayuda a Putin. Este último, que quiere reconstruir la ex Unión Soviética, se está aprovechando de la situación. Para nosotros es una ocupación", prosigue Ablyazov.

Considero que este es el fin del régimen, la pregunta es sólo cuánto tardará
Mukhtar Ablyazov.
Líder de la oposición kazaja refugiado en Francia.

La ONU pidió moderación, pero el régimen kazajo está haciendo todo lo posible por perpetuarse en el poder. El presidente Tokayev ganó las elecciones presidenciales de 2019 entre acusaciones de fraude electoral por parte de las organizaciones internacionales.

La violencia, desatada por el aumento del precio del gas, ha dejado decenas de muertos y más de mil heridos, además de unas 2.300 personas arrestadas.