This content is not available in your region

Mostrando impaciencia y desesperación, Europa se vuelve a adaptar al avance de ómicron

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AP, AFP
euronews_icons_loading
Mostrando impaciencia y desesperación, Europa se vuelve a adaptar al avance de ómicron
Derechos de autor  euronews

Las nuevas medidas adoptadas por varios países europeos ante el avance de ómicron, reflejan la impaciencia y desesperación por una pandemia aparentemente interminable.

El Reino Unido suprimirá tanto las mascarillas obligatorias, como los pasaportes Covid y los consejos de trabajar desde casa. El primer ministro Boris Johnson dijo que el gobierno había tomado un "camino diferente" al de gran parte de Europa y que los "datos están mostrando que, una y otra vez, este gobierno acertó en las decisiones más duras".

Johnson dijo incluso que "pronto llegará el momento" en el que la orientación sobre el autoaislamiento pueda eliminarse por completo.

"Los últimos datos de la ONS (Oficina de Estadísticas Nacionales) muestran que los niveles de infección están disminuyendo en Inglaterra. Y aunque haya algunos lugares en los que los casos sigan aumentando, incluso en las escuelas primarias, nuestros científicos creen que es probable que la ola de ómicron haya alcanzado su punto máximo a nivel nacional."

En República Checa, el gobierno ha desechado un decreto que obligaba a vacunar contra la COVID-19 a los profesionales clave y a los mayores de 60 años para evitar "profundizar las fisuras" en la sociedad.

Un giro que se produce mientras que ómicron golpea al país de 10,7 millones de personas. El Ministerio de Sanidad dijo que el martes se registraron más de 28.000 nuevos casos, una cifra diaria récord desde el inicio de la pandemia.

En los Países Bajos, museos y salas de conciertos se transformaron en salones de belleza, para protestar la ley que permite la reapertura de ciertos negocios, pero no del sector cultural.

Emilie Gordenker, directora del Museo Van Gogh:

"Entiendo que el gobierno haya abierto gimnasios, pero también se necesita un gimnasio mental. Y un museo es un lugar al que la gente acude cada vez más para encontrar un poco de profundidad o razón para su vida."

La alcaldesa de Ámsterdam, anunció que las autoridades harán cumplir las normas de la COVID-19 y señaló que la apertura de los teatros no está permitida, aunque ofrezcan cortes de pelo.