This content is not available in your region

El Brexit pone fin al "puente terrestre" del Reino Unido para el comercio Irlanda-UE

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El Brexit pone fin al "puente terrestre" del Reino Unido para el comercio Irlanda-UE
El Brexit pone fin al "puente terrestre" del Reino Unido para el comercio Irlanda-UE   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

DUBLÍN, 21 ene – El puente terrestre del Reino Unido que ofrecía a los comerciantes la ruta más rápida entre Irlanda y el continente europeo antes del Brexit no resurgirá como opción preferida para el traslado de mercancías, según ha declarado este viernes el jefe del puerto de Dublín.

La introducción de controles sobre algunas mercancías desde que el vecino Reino Unido abandonó la órbita comercial de la Unión Europea a finales de 2020 provocó una fuerte caída del comercio entre este país e Irlanda, miembro de la UE, y un aumento de las rutas marítimas desde Irlanda a la Europa continental.

El volumen de carga acompañada en las principales rutas entre Dublín y Reino Unido cayó un 21%, hasta 703.000, mientras que las 259.000 unidades en las rutas directas a Europa continental representaron un aumento del triple, según las cifras del mayor puerto de Irlanda.

“El puente terrestre ha desaparecido. No ha vuelto. Pensé que lo haría, pero no lo ha hecho y no hay nada que sugiera que lo vaya a hacer, porque los británicos todavía tienen que introducir controles de importación. No creo que el puente terrestre se recupere”, declaró al Irish Times el director general del puerto de Dublín, Eamonn O’Reilly.

Un portavoz del puerto confirmó que la cita era exacta.

Durante décadas, el puente terrestre ofreció la ruta más rápida y fiable a la Europa continental. Suponía una corta travesía marítima entre Dublín y Holyhead, en Gales, y luego un salto entre Dover y Calais, en Francia.

El segundo puerto más importante, el de Rosslare, en el sureste del país, también se ha beneficiado del paso a las rutas europeas directas, mientras que un mayor número de mercancías irlandesas se envían a Reino Unido a través de Irlanda del Norte, ya que no hay controles en la región administrada por los británicos.