This content is not available in your region

Cada vez más países levantan las restricciones a pesar del alto número de casos

Access to the comments Comentarios
Por Maria Miret Garcia  & Redacción española
Cada vez más países levantan las restricciones a pesar del alto número de casos
Derechos de autor  Emilio Morenatti/ The Associated Press

Cada vez más países levantan las restricciones a pesar del alto número de casos. 

A partir de hoy, ya no habrá que presentar el certificado COVID para comer en bares o restaurantes o ir al gimnasio en Barcelona.

Tampoco habrá límite de diez personas para los encuentros privados.

El ocio nocturno sí permanecerá cerrado.

Una enfermedad que viene para quedarse

Con una de las tasas de vacunación más altas de Europa, España se prepara para tratar el coronavirus como una enfermedad que viene para quedarse y no como una emergencia.

Se trata de pasar de la crisis al control, abordando el virus como se hace con la gripe o el sarampión.

Aceptando que habrá contagios, las personas con más riesgo y los pacientes con complicaciones serán la prioridad.

En Cataluña se mantienen algunas restricciones

En Cataluña, Omicron obligó a volver a instaurar el toque de queda en Navidad.

Algunas restricciones, como llevar mascarilla en exteriores, se quedan por ahora.

Las autoridades tratan así de prevenir el colapso del sistema sanitario.

Dinamarca elimina algunas medidas

También Dinamarca eliminará algunas restricciones en febrero, aunque mantiene otras.

En los lugares de trabajo seguirá habiendo gel hidralcólico, distancia y autotests.

El aumento de las reinfecciones en las próximas semanas podría tener consecuencias catastróficas en la producción. Las empresas temen quedarse sin personal.

Algunos expertos creen que la reapertura es apresurada y que mantener algunas restricciones evitaría un aumento de las infecciones. Hasta ahora, las empresas pueden pedir el certificado COVID a sus empleados.

Más de 50.000 personas dieron positivo por coronavirus el jueves, en un país en el que reabren los conciertos.

Cada vez más expertos y países apuestan por vivir con el virus

En Alemania, los casos diarios siguen bajo control a pesar de la nueva ola de contagios, que batió records según el ministro de Sanidad.

Los casos diarios llegaron a 200.000 por primera vez y se espera que lleguen al doble antes de volver a disminuir a mediados de febrero.

Una caída que podría llegar algo más tarde debido a la mutación de Omicron conocida como BA.2.

Hoy se ha llegado a otro record de infecciones, con más de 1.000 nuevos casos por 100.000 habitantes en una semana.

Es una ola que no se puede controlar, pero sí sus consecuencias
Karl Lauterbach
Ministro de Sanidad alemán

Los contagios en personas mayores, muchas de las cuales siguen sin vacunar, es mucho más baja que la media. Y la variante Omicron está algo debajo de las predicciones, según el ministro.

Todavía es pronto para relajar las restricciones, al menos hasta que esta nueva ola rompa. Una perspectiva muy realista para Karl Lauterbach, Ministro de Sanidad alemán: 

"Creo que por el momento tenemos a Omicron bajo control en Alemania. Es una ola que no se puede controlar, pero sí sus consecuencias. Ese es nuestro objetivo. Queremos minimizarla".

Rusia bate un nuevo récord de casos

Rusia bate un nuevo récord de casos y supera las 700.000 muertes según nuevos datos del servicios de estadísticas estatal, Rosstat.

Más de 54.000 personas murieron de COVID o por causas relacionadas en Diciembre, después de que los fallecimientos llegaran a casi 90.000 en noviembre, haciendo de Rusia el segundo país con mayor número de muertes del mundo, por detrás de Estados Unidos.

Las autoridades rusas han confirmado más de 98.000 nuevos casos de coronavirus. Según el Kremlin, la cifra sería mucho mayor si la variante Omicron sigue avanzando por todo el país.

El viernes se han registrado más de 98.000 nuevas infecciones en 24 horas, en un país que en las últimas semanas ha tenido la cifra más alta de contagios durante la pandemia.

Las autoridades rusas evitan mayores restricciones

Las infecciones en Rusia empezaron a subir hace tres semanas, con unas cifras de nuevos casos diarios de 15.000 a principios de enero hasta casi 10.000 ahora.

Las autoridades, sin embargo, evitan imponer mayores restricciones y aseguran que el sistema sanitario está haciendo frente al ingreso de pacientes.

A principios de mes, el parlamento pospuso indefinidamente la decisión de introducir restriscciones a las personas no vacunadas, una medida impopular entre quienes dudan si vacunarse o no.

Esta misma semana, las autoridades sanitarias han recortado el periodo de confinamiento para quienes han estado en contacto con pacientes de COVID de 14 a 7 días, sin ofrecer explicación alguna por la decisión.