This content is not available in your region

Rusia instala sus tropas cerca de la frontera de la UE entre Bielorrusia y Polonia

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE & AP
euronews_icons_loading
Rusia instala sus tropas cerca de la frontera de la UE entre Bielorrusia y Polonia
Derechos de autor  AP/Russian Defense Ministry Press Service

Rusia instala un campamento militar en Bielorrusia a pocos kilómetros de la frontera de la UE en Polonia. Los militares rusos que se han desplazado al campamento de Brestsky son de la unidad motriz de fusilería.

Realizarán ejercicios conjuntos con los soldados bielorrusos del 10 al 20 de febrero. Según los ministerios de Defensa de ambos países su labor será la supresión de agresiones externas, combatir el terrorismo interceptando armas y municiones, así como la lucha contra grupos armados ilegales, de sabotaje y reconocimiento.

Ante el despliegue militar, el Departamento de Estado de Estados Unidos ha recomendado a sus empleados de la embajada que tiene en Bielorrusia que abandonen el país. Teme una invasión rusa de la vecina Ucrania. Además el Ejecutivo estadounidense ha recomendado a sus ciudadanos que no viajen a Bielorrusia.

Rusia ya ha insistido en que no tiene intención de invadir Ucrania, aunque continúa realizando maniobras en la frontera con decenas de miles de soldados.

El Gobierno de Estados Unidos recibió una respuesta por escrito a la carta que envió la semana pasada a Moscú para tratar la situación en Ucrania, informó este lunes a Efe un portavoz del Departamento de Estado estadounidense.

"Podemos confirmar que recibimos una respuesta por escrito por parte de Rusia. Sería improductivo negociar en público, así que lo dejaremos en manos de Rusia si quieren hablar más sobre su respuesta", indicó la fuente, que pidió el anonimato.

El portavoz, que no reveló el contenido de la misiva, agregó que EEUU sigue "plenamente" comprometido con el diálogo para solucionar estos problemas, al tiempo que seguirá consultando de cerca con sus aliados y socios, incluyendo Ucrania.

La semana pasada, Washington y la OTAN contestaron por escrito a las demandas de garantías de seguridad por parte de Rusia para rebajar la tensión sobre Ucrania en unas respuestas que Moscú calificó de "bastante confusas".

Las garantías de seguridad exigidas por Rusia incluyen poner freno a una mayor expansión de la OTAN, en particular a Ucrania y Georgia, el cese de toda cooperación militar con las antiguas repúblicas soviéticas y la retirada de las tropas y armamento de la Alianza a las posiciones que ocupaban antes de 1997.

Mañana, martes, el secretario de Estado, Antony Blinken, tiene programado conversar por teléfono con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en medio de la tensión por la concentración de soldados rusos -unos 100.000- cerca de la frontera con Ucrania.