This content is not available in your region

El poblado birmano de Mwe Tone denuncia la quema de sus hogares a manos de la junta militar

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español  con EFE
euronews_icons_loading
El poblado birmano de Mwe Tone denuncia la quema de sus hogares a manos de la junta militar
Derechos de autor  STR/AFP or licensors   -   Members of the People's Defence Force, the armed wing of the civilian National Unity Government opposed to Myanmar's ruling military regime, taking part in training at a camp in Kayin State, near the Myanmar-Thai border.

El pequeño poblado de Mwe Tone, en la región birmana de Sagaing, ha quedado completamente destruido después de que, según denuncian sus habitantes, hombres de la junta militar le prendieran fuego. Cerca de  2 000 personas han tenido que abandonar el lugar.

Según informan los medios locales, los soldados, más de 100, habrían saqueado y quemado las 250 casas de Mwe Tone y a continuación la mitad de la pedanía de Pan. Se trata de poblados de agricultores a los que los soldados habrían exigido el pago de una mordida para evitar el ataque.

"Somos agricultores. No combatíamos contra ellos. Han destruido todo sin ninguna razón", declaraba a Myanmar Now un residente de Mwe Tone, de 48 años que perdió numerosos bienes y propiedades durante el asalto de los uniformados.

El Ejército justifica lo ocurrido en el marco de la búsqueda de varios miembros de una milicia opositora a la actual junta militar, en el poder desde el golpe de Estado de Febrero de 2021.

Otros medios locales denuncian abusos similares cometidos recientemente por las tropas del Ejército contra otras poblaciones de la región. Sagaing es una de las regiones donde más fuerza tiene la oposición armada contra la junta militar, que tiene en la quema de viviendas una de sus prácticas habituales en sus operaciones de rastreo y castigo. 

El golpe de Estado ha sumido a Birmania en una profunda crisis política, social y económica, abriendo una espiral de violencia con nuevas milicias civiles que han exacerbado la guerra de guerrillas que vive el país desde hace décadas.

Con EFE.