This content is not available in your region

España, un actor estratégico en la red de gas licuado europea ante la crisis ucraniana

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez
Regasificadora de Barcelona
Regasificadora de Barcelona   -   Derechos de autor  ENAGAS

Entre una crisis energética y el miedo de ver cortado el suministro de gas de parte de Rusia por sus crecientes tensiones con Occidente, España se sitúa en un rol muy particular en el mercado del gas europeo.

Dependiente de varios países proveedores, España se ve obligada a importar gran parte del gas natural y petróleo que consume. De hecho esa dependencia salió a la luz recientemente, cuando Argelia cortó el suministro de gas a España a través del gasoducto de Magreb-Europa, como medida de represalia contra el Gobierno de Marruecos.

Países de los que España importa gas (período diciembre 2020 - noviembre 2021)

  • Estados Unidos (13,2%)
  • Nigeria (11,9%)
  • Rusia (8,4%)
  • Qatar (6,4%)
  • Francia (5%)
  • Noruega (3%)
  • Otros (8%)

“En 2021 fueron 14 países los que exportaron gas a nuestro país. Esta diversificación aporta garantías y disminuye los riesgos de aprovisionamiento. Frente a la situación española, otros países presentan una fuerte dependencia de un único suministrador”, explica el Director de Comunicación de la Asociación Española del Gas, SEDIGAS, Julio César Gutiérrez.

En efecto, en el caso de un corte de gas de parte de Rusia, hay países que se verían en más aprietos que otros. Finlandia y Letonia compran, respectivamente, el 94% y 93% de su gas natural a Rusia. Para Estonia, y Bulgaria, en la frontera este de la Unión Europea, los porcentajes son del 79% y 77% respectivamente. Otras economías del centro europeo presentan también dependencias superiores al 50%: Eslovaquia (70%), República Checa (66%) y Austria (64%).

La red de gas de España: un sistema bien pensado

Es ese mismo sistema de diversificación de proveedores el que hace que España cuente con la mayor capacidad de regasificación de gas natural licuado (GNL) de todos los países europeos. Es decir, gas natural procesado para ser transportado en forma líquida, lo que facilita las largas distancias desde los países de orígen, y permite una mayor capacidad de almacenamiento en menor espacio. Después, el gas natural licuado se ve sometido a un nuevo proceso para volver al estado gaseoso, y facilitar así su distribución y su uso.

“España es líder en Europa y cuenta con un tercio aproximado de la capacidad de almacenamiento y un cuarto de la capacidad total de regasificación de gas natural licuado de Europa”
Julio César Gutiérrez
Director de Comunicación de SEDIGAS

El GNL termina siendo la mejor alternativa para suministrar España, que se encuentra en posición geoestratégica favorable en la península ibérica, aprovechando la fuerte circulación de barcos entre el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo.

“Esta amplia y moderna infraestructura es clave para garantizar la diversificación y reducir los riesgos de suministro. Por ejemplo, países como Alemania, con una alta dependencia del gas, no cuentan con este tipo de infraestructuras” añadió Gutiérrez.

ENAGAS
Mapa de las infraestrucutras de la red gasista españolaENAGAS

El sistema gasista español cuenta con siete plantas de regasificación –seis en funcionamiento y una pendiente de entrada en operación- y un total de 25 tanques de almacenamiento de GNL. A través de una elaborada red de gasoductos que se extiende por el territorio español, las conexiones internacionales se conectan a diferentes centros de transporte, para luego distribuir el gas a las industrias, a las centrales de generación eléctrica, o a los hogares para su uso final.

Aunque ningún país puede estar completamente protegido del riesgo, el alto y variado suministro de GNL reduciría la probabilidad de que España sufra escasez de gas.

En una entrevista con RTVE, José María Yusta, especialista en mercados energéticos de la Universidad de Zaragoza, consideró que se ha creado una "alarma injustificada" que se irá apagando cuando se compruebe que no hay problemas en el abastecimiento.

Fuentes adicionales • SEDIGAS