This content is not available in your region

Agencia sanitaria británica dice que el COVID persistente es menos frecuente en personas vacunadas

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Los países de la UE acuerdan admitir a los viajeros inoculados con vacunas aprobadas por la OMS
Los países de la UE acuerdan admitir a los viajeros inoculados con vacunas aprobadas por la OMS   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

LONDRES, 15 feb – La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) ha concluido que es menos probable que el COVID persistente afecte a las personas vacunadas que a los no inmunizados.

La UKHSA señaló que las personas que recibieron dos dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech, AstraZeneca o Moderna, o una dosis de la vacuna de una sola dosis de J&J, tenían aproximadamente la mitad de probabilidades de desarrollar síntomas de COVID persistente en comparación con los no vacunados.

“Estos estudios se suman a los beneficios potenciales de recibir una dosis completa de la vacuna contra el COVID-19”, dijo la doctora Mary Ramsay, jefa de inmunización del UKHSA.

“La vacunación es la mejor manera de protegerse de los síntomas graves cuando se contrae la infección y también puede ayudar a reducir el impacto a largo plazo”.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha levantado las restricciones de COVID-19 en Inglaterra, ya que las vacunas de refuerzo y la menor gravedad de la variante ómicron debilitan la relación entre los casos y el fallecimiento.

Sin embargo, Reino Unido sigue registrando una media de unos 50.000 casos al día, y los casos leves de COVID-19 pueden seguir dando lugar a un COVID persistente debilitante y a los síntomas asociados de fatiga, problemas de memoria y niebla cerebral.

La UKHSA afirma que se estima que un 2% de la población británica ha declarado síntomas de COVID persistente, siendo los más comunes la fatiga, la falta de aliento y el dolor muscular o articular.

De los cuatro estudios que compararon los síntomas del COVID prolongado antes y después de la vacunación, tres sugirieron que un mayor número de personas informaron de una mejora de los síntomas del COVID persistente en lugar de un empeoramiento tras la vacunación.

Otros tres estudios descubrieron que los síntomas de COVID prolongado mejoraron en quienes se vacunaron, en comparación con los que permanecieron sin vacunar.