This content is not available in your region

Los cubanos discuten los cambios pendientes en el Código de las Familias

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AP, AFP
euronews_icons_loading
Residentes asisten a una consulta popular para discutir el borrador de un nuevo código familiar, 11/2/2022, La Habana, Cuba
Residentes asisten a una consulta popular para discutir el borrador de un nuevo código familiar, 11/2/2022, La Habana, Cuba   -   Derechos de autor  Ramon Espinosa/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.

En algunos puntos de La Habana, grupos de cubanos aprovecharon de la discreción de la noche para reunirse, y discutir el futuro del país con el controvertido Código de las Familias.

Ese es el código que reemplazará al vigente desde 1975, y que pretende revolucionar el concepto de familia, y estos encuentros tienen como objetivo escuchar a los ciudadanos, con la consigna de no hacer ningún comentario ni abrir un debate.

"Cada cual pudo expresar su criterio libremente sin que nadie lo atacara, sin que nadie cayera en decir que no está de acuerdo con lo que está planteando el compañero, sencillamente es su opinión", dijo José Castañeda, diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que estaba presente durante una de las reuniones. 

El código introduce la posibilidad de reconocer varios padres y madres, además de los padres biológicos y la "gestación solidaria", siempre que no implique lucro.

Otra gran novedad es la definición del matrimonio como una unión "entre dos personas", que abre la puerta al matrimonio homosexual.

"El matrimonio debe ser concertado entre un hombre y una mujer. La concertación entre dos mujeres, entre dos hombres eso tiende a crear una indisciplina enorme social, de todo tipo", opina  Asdrúbal Sevillano.

"Para mí es bueno (los cambios en el código) porque incluye a todos: niños, adultos mayores, personas del mismo sexo, todos", piensa Heidi Sánchez. 

78.000 puntos de encuentro como estos están planificados hasta finales de abril. Después, las recomendaciones se remitirán a la Asamblea Nacional de Cuba y se fijará la fecha del plebiscito para algún momento de este año.