This content is not available in your region

Ludmilla Anatoliyvna, médica jubilada: "Si fuera necesario cogería mi maleta e iría a luchar"

Access to the comments Comentarios
Por Monica Pinna
euronews_icons_loading
Ludmilla acaricia a su perro, mientras se refugia en el Hogar del Pueblo Ucraniano en Przemysl
Ludmilla acaricia a su perro, mientras se refugia en el Hogar del Pueblo Ucraniano en Przemysl   -   Derechos de autor  Euronews

La ciudad fronteriza de Przemysl está en la primera línea donde se desarrolla el éxodo ucraniano en Polonia. Miles de personas llegan aquí cada día. Las autoridades y los residentes han abierto sus puertas a los que huyen del conflicto.

El Hogar del Pueblo Ucraniano, un centro cultural ucraniano, desde el comienzo de la invasión rusa ha convertido sus espacios en un centro de acogida.

Este es el centro de acogida más pequeño de la ciudad, puede acoger hasta cuarenta personas. Los ucranianos suelen quedarse aquí una o dos noches, el tiempo necesario para organizar su viaje y reunirse con sus familiares o amigos.

Estas camas están preparadas para los próximos que vengan. Ludmilla es médica jubilada y ha venido hasta aquí con su nieta. La dejará en Polonia con su madre. Pero Ludmilla volverá.

Ludmilla Anatoliyvna señala:"Si fuera necesario, yo misma, como médica jubilada, cogería mi maleta e iría a luchar".

Victoriya tiene 18 años y ha venido con su madre. Es campeona de karate y estudiante de Economía. No sabe a dónde irá después.

Victoriya Likova, apunta:"Tuvimos que irnos porque había bombardeos, estaban matando a la gente, había tanques en la calle, daba mucho miedo. La gente se quedó sin casas, sin coches, sin nada".

La gente aquí viene de todos los rincones de Ucrania. Comparten la misma tristeza y el mismo orgullo.

Sasha se dirige así al pueblo ruso: _"\__Las armas rusas disparan contra los hogares ucranianos y contra el pueblo ucraniano. A los niños, sin discriminación. No son sólo objetivos estratégicos, se dispara a todo"_.

En este lugar poco convencional, los que huyen encuentran un rincón de su patria. Los voluntarios de habla ucraniana demuestran que Polonia está dispuesta a ayudar.

Igor Horkow, jefe de la Asociación Ucraniana en Polonia en Przemysl señala: "Creo que Polonia, la sociedad polaca y la administración gubernamental polaca están preparadas para recibir un gran número de refugiados. De hecho, ahora mismo hay más personas dispuestas a acoger refugiados que refugiados en Polonia."

Polonia tiene previsto acoger hasta un millón de ucranianos. Tendrán que conseguir más que provisiones temporales de comida, ropa y refugio, ya que se enfrentan a la perspectiva de un desplazamiento a largo plazo.

Fuentes adicionales • Juan Carlos de Santos (versión en español)