Voluntarios y militares ucranianos se preparan para el asalto ruso en Odesa

Voluntarios cargan sacos de arena para construir barricadas en Odesa, Ucrania, el 5 de marzo de 2022.
Voluntarios cargan sacos de arena para construir barricadas en Odesa, Ucrania, el 5 de marzo de 2022. Derechos de autor AP / Max Pshybyshevsky
Derechos de autor AP / Max Pshybyshevsky
Por Euronews con Agencia EFE
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Los civiles rezan para que haya tormentas que eviten el desembarco del enemigo ruso en la costa.

PUBLICIDAD

Voluntarios de la ciudad ucraniana de Odesa, a orillas del mar Negro, están reuniendo ayuda para los soldados ucranianos y miembros de las Fuerzas de Defensa Territorial y rezan para que haya tormentas que eviten el desembarco del enemigo ruso en la costa. 

Por el momento realizan cadenas humanas para llenar la mayor cantidad posible de sacos de arena, que servirán para atrincherar la ciudad.  

Lejos de la costa, las estaciones de tren están colapsadas. Cientos de personas buscan salir de la ciudad antes de que empiece la ofensiva. Sin embargo, otros prefieren quedarse para luchar.

"Estoy aquí para proteger la ciudad. Estoy ayudando a cocinar y a llenar los sacos de arena y a limpiar. Allí está mi casa.... tenemos que defenderla... ¡así nos han criado!", dice Julia, una voluntaria. 

Voluntarios y ONG de la ciudad de Lviv (Leópolis), en el oeste de Ucrania, están envolviendo estatuas, vidrieras y otros monumentos culturales de la ciudad con láminas protectoras de espuma y plástico para protegerlos de laos bombardeos.

"Sabes, se necesita tiempo para llegar a Lviv, las tropas no llegarán rápido. Pero cuando se trata de un pequeño ataque nuclear, creo que Lviv podría ser un objetivo", dice Khristina Gorbachevska, una jubilada y residente de Lviv

Entre tanto, el ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, pidió este sábado al secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, más suministros de armas y nuevas sanciones contra Rusia.

Las Fuerzas Armadas de Rusia han entrado esta semana en Jersón, situada junto al río Dniéper y a orillas del mar Negro, y asegura controlar varias ciudades en la costa del mar de Azov, aunque aún no controlan Mariúpol, principal puerto de ese mar interior, pero que está atacando con fuerza.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los habitantes de Odesa tratan de vivir con una relativa normalidad como desafío al Kremlin

Ucrania | Dentro del centro de ayuda humanitaria de Lviv

Rusia continúa con sus mortíferos ataques en Ucrania y descarta un alto el fuego