This content is not available in your region

Voluntarios que llegan volando a ayudar a los refugiados ucranianos

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  & Euronews
euronews_icons_loading
Voluntarios que llegan volando a ayudar a los refugiados ucranianos
Derechos de autor  screenshot

Entre los cientos de voluntarios que se ofrecen para ayudar a los refugiados ucranianos a huir de la guerra, está Enrique Piñeyro. Director de cine italo-argentino, documentalista y piloto civil.

Él ha ofrecido su Boeing 787 privado, su tripulación y su servicio como piloto para volar a Polonia y rescatar refugiados para traerlos de regreso a España, en un mismo día.

"Bueno, este avión está vacío porque vamos a Varsovia a rescatar a algunos refugiados ucranianos que abandonan su país a causa de la guerra, hasta ahora hay alrededor de 210 personas. Van a solicitar el estatus de refugiado, y ya ha sido aceptado", explicó Piñeyro.

La ministra polaca de Familia y Política Social, Marlena Malag, pidió la "solidaridad" de todos los países de la Unión Europea ante la llegada de refugiados ucranianos al club comunitario, y no solo la de los Estados próximos a la frontera de Ucrania. Mientras que los países oficializan esfuerzos de integración de refugiados, las iniciativas independientes siguen siendo muy apreciadas.

El avión de Piñeyro salió del aeropuerto de El Prat en Barcelona, hacia la capital de Polonia. Es un vuelo de casi 3 horas, al que se sumaron representantes de la ONG española Open Arms, de la organización católica Cáritas y de instituciones locales, para ofrecer todo tipo de ayuda humanitaria.

Cuenta oficial de Twitter de la fundación Open Arms

Nuestro padre está en Lviv, lo dejamos. Pensamos quedarnos en España algún tiempo, pero queremos volver", dijo Darya, refugiada de Irpin, Ucrania, de 23 años.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha declarado que la emergencia en Ucrania es de nivel 3, el nivel más alto del que dispone la Agencia. Hasta ahora, más de 2,8 millones refugiados han huido a países vecinos desde el 24 de febrero. Una cifra que sigue aumentando.