This content is not available in your region

La guerra entra en las iglesias de Ucrania

Access to the comments Comentarios
Por Anelise Borges  & Euronews
euronews_icons_loading
Funeral en Kiev por un soldado muerto
Funeral en Kiev por un soldado muerto   -   Derechos de autor  Felipe Dana/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.

Días atroces para los ucranianos. Esta familia ha tardado casi una semana en recuperar los restos del soldado Yuriy Shabadash, que, a los 59 años, murió en combate cerca de la ciudad de Irpin. Su hijo Artem ahora quiere vengar su muerte. Y dice que no tiene más opción que luchar en esta guerra.

"Nosotros no empezamos pero terminaremos. Los rusos no pueden luchar en combate cuerpo a cuerpo. Recuerda que son unos cobardes. ¿Oyes las sirenas ? Eso significa que van a bombardearnos de nue vo."

Con centenares de banderas y la tierra recientemente removida este cementerio municipal en Kiev es un te stimonio de la actual escalada de esta guerra que muchos consideran que no empezó el mes pasado, sino hace 8 años. Cuando Rusia se anexionó Crimea y comenzó a apoyar a los rebeldes prorrusos en el Este de Ucrania. Desde e ntonces, han muerto más de 14.000 personas, según el Gobierno ucraniano. Pero con la invasión rusa que empezó el pasado 24 de febrero ha habido un cambio radical.

"Esta guerra ni siquiera es por la libertad. Esta guerra es por nuestra supervivencia. Porque si la perdemos probablemente los rusos nos matarán a todos porque Rusia no reconoce a Ucrania como país independiente", decía Max en una iglesia de Kiev.

La fe tiene su papel en el conflicto como brazo espiritual del ultrapatriotismo. Con la guerra, las iglesias se han vuelto castrenses, los soldados se acercan para ser bendecidos. Y sus curas son también capellanes castrenses. Entre sus muros no siempre de habla de paz.

"Siento que la falta de fe tiene que ver con esto. Porque si creyéramos como deberíamos aplastaríamos a Rusia, la destruiríamos, destruiríamos el Kremlin. Pero ahora sólo resistimos en nuestro territorio porque nos falta fe. Somos débiles en la fe", decía Rostyslav Fedorko, Hermandad del Batallón de Ucrania.

La capital, Kiev sigue siendo "el principal objetivo militar de Rusia", según funcionarios occidentales. Y muchos advierten que Moscú podría tratar de cerrar el cerco a laciudad en las próximas semanas y recurrir a tácticas aún más mortíferas.

Mientras los esfuerzos diplomáticos para poner fin a los combates sólo han logrado avances mínimos y la guerra sigue cobrándose más víctimas.