This content is not available in your region

Comienza el Ramadán, sin restricciones pero lastrado por el aumento global de los precios

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Fieles en una mezquita de Estambul, Turquía
Fieles en una mezquita de Estambul, Turquía   -   Derechos de autor  AP Photo/Emrah Gurel

Comienza el Ramadán, el mes sagrado de ayuno musulmán, que este año está marcado por el levantamiento casi completo de las restricciones por el coronavirus, lo que permite a los fieles volver a los lugares sagrados y de culto.

Pero también hay una nota discordante y es el aumento generalizado de los precios y la escasez de algunos productos que ha convertido en un quebradero de cabeza para muchas familias las compras de alimentos para la cena tradicional que se lleva a cabo al anochecer, después de la jornada de ayuno.

Los efectos se dejan sentir con fuerza en Oriente Medio y el norte de África. Es el caso de los palestinos de la empobrecida Gaza, donde todo ha subido, empezando por productos básicos como el pan o el aceite para cocinar. 

Santa Sofía de Estambul se prepara para su primer tarawih en 88 años

Sin restricciones por coronavirus, las mezquitas se preparan para volver a celebrar el tarawih, la oración nocturna tradicional del Ramadán, que en países como Turquía no fue posible en los últimos dos años. 

La Gran Mezquita de Santa Sofía, en Estambul, celebrará su primer tarawih en 88 años, después de haber recuperado su condición de mezquita en 2020.

La transformación de Santa Sofía de museo a mezquita por decisión de las autoridades turcas provocó hace dos años una gran polémica, ya que este templo es un lugar importante tanto para los cristianos como para los musulmanes. De hecho fue una basílica bizantina hasta la toma de Constantinopla por los otomanos en 1453.