This content is not available in your region

¿Por qué ha llegado una oleada de ciudadanos rusos a Georgia en marzo?

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Una joven con la bandera de Ucrania
Una joven con la bandera de Ucrania   -   Derechos de autor  Photo : Shakh Aivazov/ AP

Cientos de ciudadanos rusos dejan su país rumbo a Georgia.

 Lo primero que hacen al llegar es sacar dinero de un cajero y luego buscan un lugar donde vivir. Una vez en Tiblisi, cada uno tiene sus propios planes.

Dificultades para encontrar un piso

"Decidí quedarme aquí hasta que cambie algo", comenta un hombre. "Llegué el mes pasado, antes de todo este desagradable caos. No quiero estar en un país que empieza una guerra, por eso he venido".

No sé cuánto tiempo me quedaré, pero este año seguro. Quizás unos meses, un año, incluso más", dice otro.

No tienen ningún problema a la hora de reservar un hotel. Pero a veces les resulta difícil encontrar un apartamento para alquilar. Muchos en Georgia prefieren albergar a ucranianos en sus pisos, a veces incluso gratis.

"He estado alquilando apartamentos unos cinco años, tengo dos en la parte antigua de Tiblisi", cuenta una propietaria inmobiliaria. "He tenido clientes de todo el mundo, de Europa, de Asia, también de Rusia. Pero por ahora, considerando la situación, damos prioridad a los ciudadanos ucranianos".

Explica que algunos amigos incluso les dejan la casa sin pedir dinero a cambio.

¿Refugiados o "elementos subversivos"? ¿Por qué vienen tantos rusos?

A mediados de marzo, el ministro del interior de Georgia Vakhtang Gomelauri informó de que habían llegado al país 30 500 personas procedentes de la Federación Rusa, de los que unos 12 600 continuaban allí.

Los analistas se muestran precavidos.

"Durante todo el mes han llegado a Georgia diez veces más rusos", comenta Lasha Dzebisashvili , profesor de la Universidad de Georgia. "Surgen dudas de si son refugiados reales o si han sido expulsados de Rusia por motivos políticos y están pensando en cómo salvar sus negocios o si son los llamados elementos subversivos venidos a propósito en Georgia".

La principal preocupación de las agencias de seguridad es la posible entrada en el país de paramilitares rusos, como sucedió en Ucrania en 2014.