This content is not available in your region

Agricultores franceses se adaptan a las temperaturas de abril más frías desde 1947

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con EBU, AFP
Un árbol congelado tras el proceso de pulverización para protegerlo del frío
Un árbol congelado tras el proceso de pulverización para protegerlo del frío   -   Derechos de autor  Fotograma EBU

En Francia, tuvieron que recurrir al fuego para calentar y salvar las cosechas en varias regiones en la noche del domingo 3 de abril, donde las temperaturas negativas alertaron a los agricultores.

"Anoche, las temperaturas bajaron a -4 grados. Lo más preocupante es que la próxima noche promete ser aún más fría. ¿Podremos luchar? No lo sabemos", dijo el fruticultor Maurice Andral.

En la granja vecina a la de Maurice, la preocupación es aún mayor. Françoise Roch, presidenta de la federación nacional de productores de fruta, explica los riesgos del frío: 

"Esta mañana marcaba -2. Creo que las manzanas deberían estar bien, pero las ciruelas, los albaricoques y los kiwis tienen pocas probabilidades de salir adelante"

Cerca de Charroux, en Vienne, Éric Gargouil riega sus plantaciones durante toda la noche, para proteger la cosecha mediante la pulverización. Después de ser regados toda la noche, los árboles amanecen cubiertos de hielo protector, lo que debería ahorrar entre el 40 y el 60% de su producción.

"Estamos a -2,5, y seguimos aportando agua, lo que significa que en el corazón del hielo estamos a cero. Así que, a cero, no nos congelamos. Estamos seguros de proteger la planta, la flor, de todos los elementos", explica el fruticultor Éric Gargouil. 

Según Météo France, el domingo por la noche se registraron las temperaturas más frías para un mes de abril desde 1947, batiendo records con temperaturas de hasta -9 grados, registradas en Champagne. 

Debido a estas bajísimas temperaturas, el gestor de la red eléctrica RTE, previendo un aumento del consumo de electricidad el lunes por la mañana en Francia, había hecho un llamamiento a las empresas y a los particulares para que frenaran su consumo de electricidad, y el riesgo de cortes de electricidad parecía haberse evitado a media mañana.