This content is not available in your region

En Alemania las marchas pacifistas de Pascua se enfrentan al dilema de enviar o no armas a Ucrania

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
La marcha por la paz en Berlín
La marcha por la paz en Berlín   -   Derechos de autor  euronews

En Alemania las tradicionales marchas por la paz de Pascua se enfrentan este año a un gran dilema: Apoyar o no activamente la defensa de Ucrania frente al invasor ruso. El presidente Zelenski pide el envío de más armas; muchos votantes de los Verdes y otros partidos de izquierda le han dado una vuelta, y están a favor.

"Con el corazón encogido creo que ahora probablemente tienes que suministrar armas. Yo estoy totalmente en contra de esto y creo que todas las armas deberían destruirse, excepto en la actual situación".

El lejano sueño de la paz

Robert Habeck, ministro de economía y cambio climático de la formación ecologista, ha pedido que estas marchas se dirijan claramente contra el presidente ruso porque, según él, el pacifismo, en este momento, es un sueño lejano.

"Las marchas de Pascua tienen sentido y son buenas si llaman a la paz. Y la llamada a la paz solo puede dirigirse contra Putin. Ahora uno debe ser muy cuidadoso de que no pidan a Ucrania dejar de luchar. Diría que si una lo hizo, no volvería a apoyar estas marchas. Si dicen "Putin, tú eres un agresor, para la guerra, retira las tropas y deja de asesinar, entonces las marchas de Pascua tienen su razón de ser".

¿Involucrarse o no más en la guerra?

Por ahora, el canciller Olaf Scholz duda en enviar la artillería pesada que pide Zelenski porque el ejército alemán está mal equipado y el líder socialdemócrata no quiere involucrarse de lleno en la guerra.

Además, el Gobierno federal no quiere apoyar un embargo al gas ruso porque la industria del país depende de él y, como repite Habeck como un mantra, se necesita tiempo para conseguir nuevas fuentes de energía.

Casi un setenta por ciento de los alemanes considera que las relaciones de su país con Rusia son irreparables mientras Vladímir Putin siga en el poder, según una encuesta del semanario Der Spiegel.