This content is not available in your region

La guerra en Ucrania impulsa una nueva era de cooperación y defensa entre Francia y Alemania

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Emmanuel Macron & Olaf Scholz
Emmanuel Macron & Olaf Scholz   -   Derechos de autor  Tobias Schwarz/AP Photo

Las relaciones franco-alemanas han atravesado muchas crisis en los últimos años. Pero si un tema ha sido una grieta permanente entre París y Berlín, ha sido la defensa y la seguridad. Entonces, el 24 de febrero, Rusia invadió Ucrania. Endureciendo la postura de París y cambiando drásticamente la de Berlín. Pero incluso en los días anteriores a la invasión había señales de cambio.

"Considere la intensa coordinación para enviar el mismo mensaje a Vladimir Putin y al Kremlin", dice Raphael Loss, del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores. "Eso no fue finalmente fructífero, pero creo que demostraron que hay una coordinación profunda, en un campo que ha sido problemático en el pasado para los europeos: la cooperación en defensa y seguridad".

Desde la invasión, Francia ha estado enviando equipo militar a Ucrania y ha acelerado su despliegue de tropas para reforzar el flanco oriental de la OTAN, donde los pilotos franceses también han estado patrullando los cielos.

Mientras tanto, en Berlín, en medio de las crecientes protestas, el nuevo Gobierno alemán rompió el libro de reglas.

"Como saben, decidimos que Alemania enviará armas de defensa a Ucrania. A partir de ahora, año tras año, invertiremos más del 2 % de nuestro PIB en defensa. El presupuesto gubernamental de 2022 dotará a este fondo especial de una cantidad única de 100 000 millones de euros", dijo el canciller Olaf Scholz. Parte de ese dinero ya se ha destinado a la compra de 35 aviones de combate F-35 estadounidenses

Los esfuerzos de Francia y Alemania por reforzar la defensa han sido bien recibidos por los socios de la UE, pero muchos siguen preguntándose: ¿qué significa exactamente eso para la defensa europea?

Una Brújula Estratégica significa poder actuar contra las amenazas no militares, contra las campañas de desinformación y los ciberataques.
Nils Schmid
Portavoz de la política exterior del Partido Socialista de Alemania (SPD)

A corto plazo, la atención se centrará en reforzar el flanco oriental de la OTAN, según el socialdemócrata alemán, Nils Schmid. Pero las capacidades de defensa del bloque también deberían reforzarse con la llamada "Brújula Estratégica", una especie de hoja de ruta para la defensa y la seguridad de la Unión Europea.  

"Eso significa también poder actuar contra las amenazas no militares para Europa: contra las campañas de desinformación, los ciberataques. Para eso está la brújula estratégica, y Alemania y Francia deben utilizarla para alcanzar realmente los objetivos en defensa en los próximos años", explica Schmid.

Una política de defensa conjunta sigue siendo un reto difícil

Pero a largo plazo, el desarrollo de una política de defensa europea conjunta no será un camino de rosas. Decidir qué tipo de papel desempeñaría un futuro ejército comunitario o cómo sería el plan de acción no será nada fácil.   

"Si la misión francesa en Libia, por ejemplo, hubiera sido una posible misión europea, Alemania habría tenido que participar", afirma Stefan Seidendorf, director adjunto del Instituto Germano-Francés. "Y eso habría sido muy difícil desde el punto de vista alemán. Así que debe ser posible de alguna manera votar sobre los procedimientos democráticos. Es un reto muy difícil de sortear".

Pero, por ahora, a pesar de la atención prestada a Ucrania, Alemania sigue de cerca las elecciones presidenciales francesas. La esperanza en los círculos gubernamentales de Berlín es la reelección de Macron, y la continuación del trabajo de base que se ha establecido con la nueva cancillería alemana.