This content is not available in your region

El extenista Boris Becker ha sido condenado a dos años y medio de prisión

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
euronews_icons_loading
Boris Becker llegando al Tribunal de Southwark en Londres el 29 de abril de 2022
Boris Becker llegando al Tribunal de Southwark en Londres el 29 de abril de 2022   -   Derechos de autor  Alastair Grant/ Associated Press

Dos años y medio de prisión para Boris Becker. El legendario tenista alemán ha sido condenado por cuatro delitos financieros relacionados con su quiebra en 2017.

El tribunal británico de Southwark observó que el exnúmero uno del mundo ocultó activos y préstamos por valor de unos tres millones de euros para evitar pagar una deuda de 60 millones de euros.

Ocultó por ejemplo una transferencia a su exesposa de más de 420 mil euros o su participación en una propiedad que tenía en su ciudad natal. La jueza ha considerado un agravante que Boris Becker ya hubiera sido condenado en Alemania por evasión fiscal en 2002.

El jurado lo ha absuelto en cambio de otros 20 cargos que pesaban contra él, entre ellos no haber entregado los trofeos y medallas que fueron subastados tras su bancarrota.

Tras escuchar el dictamen de la jueza Deborah Taylor, Becker fue conducido a las celdas de la corte para empezar su condena.

Al anunciar su decisión, la magistrada reprochó al deportista que no aprendiera la lección tras recibir una sentencia de prisión suspendida en Alemania en 2002, lo que ha sido considerado "un agravante significativo" en este caso.

"Tengo en cuenta lo que se ha descrito (durante el proceso) como su caída en desgracia. Ha perdido su carrera y reputación y todas sus propiedades como resultado de su bancarrota", declaró la magistrada.

Sin embargo, "no ha mostrado remordimiento ni aceptación de su culpabilidad y ha buscado distanciarse del delito y de la quiebra", añadió.

"Si bien acepto que se ha sentido humillado como parte del procedimiento, no ha mostrado humildad", mantuvo Taylor.

Al llegar este viernes al tribunal, Becker estuvo acompañado por su pareja, Lilian de Carvalho Monteiro, y Noah, el mayor de sus cuatro hijos.

El tenista fue declarado insolvente el 21 de junio de 2017 a raíz del impago de un préstamo bancario por unos 3,8 millones de euros para rehipotecar una propiedad en la isla española de Mallorca.

En 2002, el alemán, que reside en el Reino Unido desde 2012, ya había sido condenado en su país a dos años de libertad condicional y a pagar medio millón de euros por evasión fiscal entre 1991 y 1993.

En los últimos años, el extenista ha compaginado su trabajo como entrenador, ayudando a jugadores como Novak Djokovic, con el de comentarista en medios de comunicación, como hace habitualmente en el torneo de Wimbledon con la cadena británica BBC