This content is not available in your region

Un partido de leyenda que lleva al Real Madrid a la final de la Champions

Access to the comments Comentarios
Por Santiago Martin Martinez
euronews_icons_loading
El equipo del Real Madrid celebrando su victoria contra el Manchester City en la semifinal de la Champions League
El equipo del Real Madrid celebrando su victoria contra el Manchester City en la semifinal de la Champions League   -   Derechos de autor  AFP

Euforia desatada en los vestuarios del Real Madrid tras la victoria de ayer contra el Manchester City. Este ha sido un partido de leyenda, y es que así lo reconoce la prensa internacional. Hasta el periódico The Times calificó el partido como una de las mejores semifinales de la historia.

El PSG en los octavos de final, el Chelsea en los cuartos y ahora el City de Guardiola. Todos han sucumbido ante el Real Madrid, pero ninguno en un partido tan tenso como el de este miércoles.

El milagro del Real Madrid

0 - 0 fue el marcador durante los equilibrados primeros 45 minutos. En la segunda parte el Manchester marcó gol con Riyad Mahrez, por lo que los ingleses lideraban el marcador 1 - 0 y 3 - 5 en la global. 

Pero en el minuto 90 comenzó el milagro. En dos minutos el Real Madrid remontó la situación con los dos goles de Rodrygo.

El City no se pudo recuperar de este duro golpe y fue entonces, en la prórroga, cuando Karim Benzema selló el partido con un gol de penalti.

Celebraciones en el Santiago Bernabéu

Al grito de "sí, sí, sí, así gana el Madrid" los madridistas celebraban la victoria de los blancos a las afueras del Santiago Bernabéu.

Renunciar al Madrid es renunciar a la felicidad
Seguidor del Real Madrid

"Rodrygo increíble, volvió a hacer los milagros que siempre esperamos en el Bernabéu, esto es una locura", afirmaba uno de los seguidores.

Otro decía: "Esto solo lo disfruta el Madrid, solo lo hace el Madrid. Renunciar al Madrid es renunciar a la felicidad". 

"Después de lo de hoy yo me espero cualquier cosa. O sea, ganamos al Liverpool sí o sí" concluían muchos de los fans.

Ahora, tienen puestas todas sus esperanzas en la final del 28 de mayo en París contra el Liverpool, con el deseo de que el Madrid levante el trofeo de su decimocuarta Champions League.