This content is not available in your region

Rusia intenta acorralar a Ucrania a través de sus fronteras

Access to the comments Comentarios
Por Sasha Vakulina
euronews_icons_loading
Sasha Vakulina, Euronews
Sasha Vakulina, Euronews   -   Derechos de autor  euronews

Las fuerzas rusas continuaron con sus operaciones ofensivas ineficaces en el sur de las provincias de Járkov, Donetsk y Lugansk, sin conseguir ninguna victoria territorial significativa en las últimas 24 horas, según la última evaluación del Instituto para el Estudio de la Guerra.

Hay movimientos interesantes fuera de Ucrania, en las fronteras del país.

En primer lugar: Bielorrusia, donde comenzaron los repentinos simulacros a gran escala. El Instituto para el Estudio de la Guerra dice que es muy poco probable que las fuerzas de Bielorrusia entren en guerra en Ucrania y que, probablemente, tengan como objetivo inmovilizar a las fuerzas ucranianas amenazando con nuevas acciones, evitando que intervengan en la batalla por el Donbás.

Y hay señales bastante similares en el sur. De acuerdo con el organismo estadounidense, es probable que las fuerzas rusas y sus aliados en Transnistria sigan amenazando a las tropas ucranianas con realizar operaciones militares fuera de esta región para que estas permanezcan en Odesa.

En cambio, la contraofensiva ucraniana fuera de la ciudad de Járkov puede obligar a las fuerzas rusas a decidir si reforzar las posiciones cerca de la ciudad o arriesgarse a perder la mayoría o todas sus posiciones dentro del alcance de la artillería.

Es probable que las fuerzas ucranianas tengan la intención de obligar a las unidades rusas a volver a desplegarse desde el eje de Izium y amenazar potencialmente las líneas de comunicación rusas.

Las pérdidas rusas seguirán acumulándose y frustrando sus planes operativos en el sur de Donbás, ya que el asalto a Mariúpol ha supuesto un importante coste de personal, equipamiento y municiones para Rusia.

El Ministerio de Defensa del Reino Unido ha dicho que las fuerzas rusas en Mariúpol han continuado su asalto terrestre a la planta siderúrgica de Azovstal, a pesar de las declaraciones rusas en las que afirmaban que solo buscaban sellarla.

El renovado esfuerzo de Rusia por asegurar Azovstal y completar la captura de Mariúpol está probablemente relacionado con la próxima conmemoración del Día de la Victoria del 9 de mayo y con el deseo de Vladimir Putin de obtener un éxito simbólico en Ucrania.