This content is not available in your region

Así es la nueva estrategia de la OTAN | Rusia vuelve a ser la "amenaza" y China "el desafío"

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Foto de familia de los líderes de la OTAN, en Madrid, España
Foto de familia de los líderes de la OTAN, en Madrid, España   -   Derechos de autor  AP Photo

Para la OTAN de 2022, Rusia vuelve a ser la gran "amenaza" ante la que tienen que defenderse de forma colectiva, como cuando la Alianza Atlántica nació en 1949. En cuanto a China, aparece por primera vez en la estrategia de defensa común definida como un "desafío".

La Alianza Atlántica ha presentado en Madrid su nueva estrategia para los próximos diez años, en la que Rusia es definida como "la amenaza más significativa y directa para la seguridad de los aliados", mientras China es presentada por primera vez como un "desafío".

La defensa colectiva, por encima de todo

Los tres pilares estratégicos siguen siendo los mismos: disuasión y defensa, prevención y gestión de crisis y seguridad colectiva, pero, según los líderes de la OTAN, la invasión rusa de Ucrania ha cambiado radicalmente el entorno mundial de seguridad dando a luz un mundo "mucho más peligroso".

En consecuencia, la Alianza Atlántica vuelve a definirse como en sus orígenes, como un pacto de defensa entre naciones occidentales.

"La defensa colectiva se convierte en la madre de todas las tareas -afirma Fabrice Pothier, analista del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos-. Siguen afirmando que tienen tres tareas principales, pero ahora están envueltas en una más grande, un objetivo mayor, que es asegurar la defensa colectiva de la alianza".

Ayuda a largo plazo para Ucrania, refuerzo militar en Europa y ampliación

Eso se traduce en un compromiso a largo plazo de ayuda militar y financiera a Ucrania, asociado a un reforzamiento de la OTAN en su flanco este y un refuerzo militar estadounidense en Europa, que incluye un despliegue de destructores navales adicionales en España y más tropas en otros países. 

Además la Alianza se extiende, con la invitación formal a Suecia y Finlandia para que se unan a la organización militar, que paralelamente aplaude el espíritu de colaboración mostrado por Turquía, al levantar su veto.

China, el nuevo desafío de la OTAN

En cuanto a China, irrumpe en la estrategia de la OTAN como un país que desafía sus "intereses, seguridad y valores", y al que acusan de alinearse con Moscú en contra de la política de puertas abiertas de la Alianza. De esa manera, la alianza militar deja claro que le preocupa la creciente influencia de Pekín en el mundo y su relación floreciente con Rusia.

“China no es nuestro adversario, pero debemos estar al tanto de los graves retos que representa”, resumió el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.