This content is not available in your region

En busca de alternativas para acabar con el bloqueo de millones de toneladas de cereales ucranianos

Access to the comments Comentarios
Por Hans von der Brelie  & Euronews
euronews_icons_loading
En busca de alternativas para acabar con el bloqueo de millones de toneladas de cereales ucranianos
Derechos de autor  euronews

En su reportaje pare el programa Euronews-WITNESS, el periodista Hans von der Brelie viaja a Ucrania y Rumanía para tratar de descubrir cuál es la situación con respecto a los cereales ucranianos que permanecen bloqueados debido a la guerra declarada por Rusia, que se desarrolla en tierras de Ucrania. El reportero relata su experiencia, en primera persona.

¿Por qué es tan difícil conseguir una autorización para grabar un reportaje en Reni? De acuerdo, Reni se encuentra en Ucrania y hay una guerra en curso. Pero, de todos modos, la pequeña ciudad ucraniana no está en la zona de combate, apenas es un modesto puerto a orillas del Danubio, cerca de la frontera con Rumanía. Por cierto, esa es la razón por la que quiero ir allí: Reni es uno de los pocos puertos ucranianos que siguen funcionando con normalidad, y desempeña un papel fundamental en los esfuerzos conjuntos de Ucrania y la Unión Europea para encontrar una salida logística a los cereales ucranianos, bloqueados en los silos de todo el país.

El bloqueo ruso a los puertos que Ucrania tiene en el mar Negro ha provocado un caos logístico. Los países africanos temen la hambruna, los mercados se encuentran inmersos en una especie de ‘montaña rusa’ y los agricultores ucranianos no saben dónde almacenar la cosecha de este año, porque los silos siguen llenos de cereales del año pasado. Ucrania y la UE intentan poner en marcha lo que los diplomáticos llaman ‘rutas alternativas’. Quiero ver, sobre el terreno, si funciona. Y, en tal caso, pretendo descubrir qué se podría hacer para acelerar las exportaciones de cereales.

Conduciendo hacia Reni, paso junto a sacos de arena apilados, y puestos de control. Se teme que la pequeña ciudad se convierta en objetivo de los misiles rusos. Representa un ‘cuello de botella’ logístico. Por ello, cabe preguntarse: ¿caerá pronto en el punto de mira del Kremlin? Sin embargo, el problema actual es de logística. Los métodos utilizados en Reni para transbordar los cereales de los vagones de tren a las barcazas son ‘inusuales’. A la hora de llevar los cereales de los camiones a los barcos, las anticuadas grúas y la maquinaria no dan abasto; el sistema está, claramente, desbordado; el pequeño puerto no puede hacer frente a tal cantidad de carga.

Unos 2 000 camioneros ucranianos están bloqueados en los alrededores de Reni. Hablo con Bohdan: "Rusia es el agresor. Los rusos tienen la culpa", dice. Su padre, Vitalii, añade: "La descarga debería organizarse mejor. Podríamos aguantar tres días de espera, pero… ¿Dos semanas? ¡Hace mucho calor! Nos hace falta agua, y también, faltan aseos". Además, Roman, un camionero que transporta semillas de girasol desde la región de Mykolaiv, zona que ha sido objeto de intensos bombardeos, critica la lentitud del transbordo. "El problema es el gran retraso causado por las barcazas", asegura.

En el marco de mi reportaje, también viajo a Galati, en Rumanía, donde descubro a trabajadores que se esfuerzan para reparar las vías del tren. Es una conexión de gran valor. En ningún otro lugar hay una línea de vía ancha que cruce de Ucrania y Moldavia, a territorios de la Unión Europea. "A través de esta línea se podrían exportar millones de toneladas de cereales", explica la responsable del servicio de ferrocarriles de Rumanía, Viorica Grecu.

El puerto rumano de Constanza, en el mar Negro, también forma parte de la solución. Converso con Dan Dolghin, director de operaciones de cereales: "Tenemos que aumentar la velocidad de transbordo en la frontera, y la velocidad de descarga de barcazas y trenes en el puerto de Constanza. Para duplicar la capacidad necesitamos maquinaria, grúas, impulsores… estamos hablando de unos 20 millones de euros de inversión. Además de esto, necesitamos, al menos, 2 o 3 meses para conseguirlo. Durante esos 2 o 3 meses tendremos un ‘cuello de botella’ para las mercancías ucranianas", señala.