This content is not available in your region

Zelenski acusa a Rusia de "secuestrar" la central de Zaporiyia e infundir el "terror nuclear"

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
Conferencia de donantes de Copenhague
Conferencia de donantes de Copenhague   -   Derechos de autor  Philip Davali/Philip Davali

La conferencia de donantes que se celebra en Dinamarca trata de marcar una nueva fase en el apoyo económico y militar de Occidente a Ucrania. Representantes de 26 países, incluidos varios ministros de Defensa como el de Ucrania han participado en el encuentro. Este ha arrancado con el anuncio de la primera ministra de Dinamarca de una nueva ayuda para el país.

"Necesitamos que todos continuemos y aumentemos nuestro apoyo a Ucrania. Con el suministro de armas o la financiación del desminado. Espero que hoy aquí podamos acordar incluso más ayudas. Y, por supuesto, Dinamarca está dispuesta a hacer su parte. Hoy podemos anunciar una nueva aportación de 110 millones de euros para armas, equipos y formación", ha destacado Mette Frederiksen, primera ministra de Dinamarca.

El presidente de Ucrania que ha intervenido por videoconferencia ha recordado que hay que reforzar las sanciones y aislar a Rusia. 

Zelenski ha aprovechado la ocasión para recordar los peligros que se pueden dar en Europa si se produce una catástrofe nuclear como la de 1986 en Chernóbil. Ha acusado a Rusia de utilizar las centrales ucranianas para infundir el "terror nuclear" en Europa. Ha señalado que los rusos tienen secuestrada la central, colocando equipos de combate mientras echa la culpa a los demás.

Ucrania reclama envío de misión internacional a central nuclear de Zaporiyia

El Gobierno ucraniano reclamó este jueves el envío urgente de una misión internacional dirigida por el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) a la central nuclear de Zaporiyia, bajo control ruso.

El ministro ucraniano de Asuntos Exteriores, Dmytro Kuleba, anunció en declaraciones citadas por la agencia "Interfax Ucrania" que se dirigió ayer por carta al director general del OIEA, Rafael Grossi, y al jefe de Naciones Unidas, António Guterres.

En la misiva les informó de que "los ocupantes rusos han violado los siete principios básicos de seguridad nuclear" en la planta y pidió una misión de inspección bajo el liderazgo del OIEA.

"He propuesto incluir a expertos militares de Naciones Unidas en ella, ya que para evaluar las amenazas de militarización del objeto hacen falta expertos en la especialidad adecuada," agregó Kuleba.

"Los rusos han convertido la mayor planta nuclear de Europa en una base militar y están poniendo en riesgo la seguridad de todo el continente," afirmó el ministro, que insistió en que la misión acceda a la planta a través de territorio ucraniano.

"Si Rusia no tiene nada que ocultar, debería otorgar acceso inmediato a los especialistas de la OIEA y de la ONU," remachó.

La ONU pidió hoy a Rusia y a Ucrania a actuar con sentido común y cesar cualquier actividad militar en las inmediaciones de la central nuclear, que fue objeto de varios impactos la semana pasada de los que Kiev y Moscú se responsabilizan mutuamente.

La central fue ocupada por tropas rusas el 4 de marzo, poco después del inicio de la invasión de Ucrania, y se teme que las hostilidades puedan causar un accidente nuclear.

El OIEA reclama desde hace tiempo acceso a la planta, pero en junio Energoatom, la compañía estatal ucraniana para la producción de energía nuclear, rechazó una visita al argumentar que con ésta se legitimaría la ocupación de la central y acusó a la agencia de la ONU de ser parcial a favor de Moscú