This content is not available in your region

El Departamento de Justicia de EE UU pide no revelar el atestado que justificó el registro de Trump

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro  con Agencia EFE
euronews_icons_loading
El Fiscal General de Estados Unidos, Merrick Garland.
El Fiscal General de Estados Unidos, Merrick Garland.   -   Derechos de autor  AP / Susan Walsh

El Departamento de Justicia de Estados Unidos rechaza publicar el atestado con el que se justificó la petición de registro de la casa de Donald Trump.

El fiscal general, Merrick Garland, alega que la publicación de dicha declaración jurada podría afectar severamente el curso de la investigación contra el expresidente.

La negativa de Garland responde así a la petición de numerosos medios de comunicación estadounidenses a un juez para que hiciera público el documento.

El atestado o afidávit es un informe donde la fiscalía argumenta cuáles eran los indicios de delitos para proceder al registro de la casa de Trump en Florida.

La Fiscalía asegura que publicarlo permitiría conocer no solo la hoja de ruta de la investigación sino información clave sobre los testigos del Gobierno.

Informantes que podrían ser parte del círculo del exmandatario y que rechazarían volver a colaborar si su identidad es revelada.

Anteriormente el juez permitió que se publicara la orden de registro, al estar de acuerdo tanto la fiscalía como el grupo de abogados de Trump. Sin embargo, los medios ahora solicitan que se conozca también la declaración jurada con la que se justificó que el FBI registrara Mar-a-Lago.

"Además de las implicaciones para la investigación, la publicación de este tipo de material investigativo podría tener consecuencias devastadoras para las reputaciones y los derechos de los individuos cuyas acciones y comentarios se describen", justificó el Departamento de Justicia en su texto ante el juez.

Según reveló la orden judicial el pasado viernes, el registro en casa de Trump el lunes de la semana pasada tenía como objetivo encontrar documentos clasificados que el exmandatario sacó de la Casa Blanca cuando abandonó el poder en 2021.

El expresidente republicano está investigado por la posible comisión de tres delitos: violación de la Ley de Espionaje, obstrucción de la Justicia y destrucción de documentos, que, en caso de condena, podrían conllevar desde multas hasta penas de prisión e inhabilitación para ocupar cargos políticos.

Entre la documentación requisada figuran 26 cajas y varias carpetas de documentos y fotos con las etiquetas de "alto secreto" o "confidencial", uno de ellos bajo el título "presidente de Francia" y otro sobre la petición de indulto de Roger Stone, confidente de Trump.

El viernes pasado, un grupo de congresistas republicanos exigió al fiscal general, Merrick Garland, que explicara cuál es la presunta "amenaza nacional" que propició ese allanamiento.