This content is not available in your region

Grecia acoge a más de 600 niños ucranianos en campamentos de verano

Access to the comments Comentarios
Por Apostolos Staikos
euronews_icons_loading
La cuestión del idioma es uno de los retos más importantes. La mayoría de los niños no hablan inglés. Los traductores de habla ucraniana y rusa ayudan a la comunicación.
La cuestión del idioma es uno de los retos más importantes. La mayoría de los niños no hablan inglés. Los traductores de habla ucraniana y rusa ayudan a la comunicación.   -   Derechos de autor  Euronews

Más de 600 niños ucranianos están de vacaciones en campamentos de verano en Grecia. Los niños, de entre 6 y 15 años, proceden de la ciudad de Bucha, conocida por los terribles asesinatos de civiles por parte de las fuerzas rusas.

La iniciativa pertenece a la ''Asociación de Propietarios de Campamentos Privados'' y fue acogida por el Ministerio de Migración y Asilo de Grecia. Veintiún acompañantes llegaron con los niños desde Ucrania.

"Estos niños han vivido momentos muy difíciles y han visto cosas horribles. Necesitaban descansar y escapar de la ferocidad de la guerra. Aquí descansan y disfrutan del sol y del mar. Muchas gracias a Grecia por esta oferta. Es importante saber que hay gente que se preocupa por estas almas inocentes y traumatizadas", explica Olga Trempoltseva, una ucraniana que ejerce como una de las acompañantes de los menores. 

Los niños se alojan en seis campamentos ubicados en el norte y sur de Grecia, y en la región del Ática, a unos 40 minutos de Atenas.

Durante sus vacaciones, los niños montan a caballo, aprenden el tiro con arco y a escalar, y juegan en las piscinas del campamento. También realizan excursiones educativas a museos y yacimientos arqueológicos.

Los responsables del campamento saben que no pueden borrar los dolorosos recuerdos de la guerra. Sin embargo, esperan poder ofrecer unos días de libertad y tranquilidad.

"Nuestro objetivo es hacerles olvidar la guerra en Ucrania, explica Magda Katsipanoy, directora del campamento infantil, "No sé si eso es posible, pero hacemos lo mejor que podemos. Queremos que los niños se familiaricen y amen acampar. Queremos que sean felices y vuelvan a casa con buenos recuerdos. Hacen nuevos amigos y esperamos que sigan en contacto con sus compañeros cuando vuelvan a casa".

La cuestión del idioma es uno de los retos más importantes. La mayoría de los niños no hablan inglés. Los traductores de habla ucraniana y rusa ayudan a la comunicación.

La Embajada ucraniana en Atenas ayuda a encontrar traductores y a organizar todas las cuestiones de procedimiento.

Desde hace cuatro veranos, Vassilis Dontos trabaja como jefe de grupo en campamentos infantiles. Sin embargo, este agosto es singular. Por primera vez, no puede hablar directamente con los niños y es la primera vez que los niños de su equipo experimentan los horrores de la guerra.

"Para mí, como responsable de este equipo, es una experiencia sin precedentes. La comunicación no es fácil, no hablamos su idioma. Sin embargo, con la ayuda de los traductores conseguimos entendernos y acercarnos. Algunos niños recuerdan momentos de la guerra. Se emocionan, se alteran y algunos rompen a llorar. Afortunadamente, esto dura unos instantes. Enseguida se animan y vuelven a practicar el deporte que tanto les gusta", dice Dontos. 

Dentro de unos días, estos niños volverán a Ucrania. No ocurre lo mismo con las decenas de miles de refugiados ucranianos* que llegaron a Grecia con la esperanza de quedarse solo unos meses. Los combates continúan y nadie sabe cuándo volverán

Según el Ministerio de Migración y Asilo, en Grecia han llegado 76 000 refugiados ucranianos. Sólo 20 000 han solicitado el régimen de protección (visado temporal y derecho a trabajar). El resto ha regresado a Ucrania o se ha trasladado a otros países europeos. Por ello, no se puede precisar cuántos están actualmente en el país.