This content is not available in your region

Mijaíl Gorbachov, líder soviético de 1985 a 1991

Access to the comments Comentarios
Por euronews  con Efe
euronews_icons_loading
Foto:
Foto:   -   Derechos de autor  AFP

Para Occidente un estadista y una estrella, para Rusia una figura cuestionada. Un hombre que vino de las estepas rusas y que cambiaría el mundo.

Sus amigos y compañeros lo describen como ambicioso, trabajador, carismático y amable. A medida que ascendía en el partido comunista, se sentía cada vez más frustrado por un sistema que hacía imposible la mejora. Una vez que ascendió a la cabeza de la Unión Soviética, puso en marcha la Perestroika, que significa reestructuración, y la Glasnost, transparencia/abertura.

Pero en 1986, tras el accidente nuclear de Chernóbil, no hubo ninguna señal de transparencia, ni rastro de Glasnost. Al principio se ocultó información y luego se tergiversó. Gorbachov no se dirigió al pueblo hasta 19 días después del catastrófico accidente, confesando que habían temido la ola de pánico y admitió su error.

Después de eso, Gorbachov estaba más decidido que nunca a aplicar sus reformas. En 1987 firmó con el presidente estadounidense Ronald Reagan un tratado que prohibía los misiles nucleares de alcance intermedio. Tanto Gorbachov como Reagan querían el cambio y su amistad acabó por contribuir al deshielo de la guerra fría.

Gorbachov había desatado las fuerzas del cambio y no detuvo el proceso. Cuando en 1989, tras un mes de protestas, se abrió el Muro de Berlín, símbolo de la división entre Occidente y Oriente, no intervino, y así evitó un baño de sangre.

Pero su permisividad no se extendió a los países bálticos. En enero de 1991, el intento de independencia de Lituania fue reprimido por las tropas soviéticas. En los enfrentamientos murieron 13 civiles.

En agosto de 1991, miembros de la línea dura del partido comunista, opuestos a las reformas de Gorbachov, intentan un golpe militar. Fueron derrotados en Moscú por la resistencia civil y el entonces presidente ruso Boris Yeltsin.

Gorbachov, que había sido retenido en su casa de Crimea, regresó a Moscú.

El golpe había fracasado, pero significaba el principio del fin. Gorbachov dimitió en diciembre de 1991 y pocos días después la Unión Soviética dejó de existir oficialmente.

Las reformas de Gorbachov aceleraron el fin de la Unión Soviética. En todo el mundo se le recuerda sobre todo como el hombre que puso fin a la guerra fría de forma pacífica, por lo que fue galardonado con el premio Nobel de la Paz. ¿Y qué dijo él mismo?: "Algunas personas ven a Gorbachov como 'kissel' [un zumo de bayas suave - en sentido figurado como descripción del carácter 'un hombre suave de carácter no fuerte']. ¿No es interesante que un "kissel" como él haya cambiado tanto durante seis años? Hice una elección muy acertada".