Israel | Netanyahu anuncia que vuelve al poder respaldado por la extrema derecha

Benjamín Netanyahu
Benjamín Netanyahu Derechos de autor ABIR SULTAN/ABIR SULTAN
Derechos de autor ABIR SULTAN/ABIR SULTAN
Por Carmen Menéndez con EFE
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Israel | Netanyahu anuncia que vuelve al poder respaldado por dos partidos ultraordoxos y tres de la extrema derecha religiosa. Será el ejecutivo más extremista de la historia del país

PUBLICIDAD

Benjamin Netanyahu se dispone a regresar al poder en Israel al frente del ejecutivo más extremista de la historia del país.

Tras un año como líder de la oposición, ha anunciado que está en condiciones de formar Gobierno junto a sus socios ultraderechistas y ultraortodoxos.

Netanyahu comunicó la noticia en una llamada telefónica al presidente israelí Isaac Herzog, al que dijo que tiene la intención de establecer su nuevo Gobierno lo más rápidamente posible.

Netanyahu regresará así al puesto de primer ministro que ya ha ocupado durante quince años, entre 1996 y 1999 y entre 2009 y 2021, mientras hace frente al juicio en su contra por tres casos distintos de corrupción.

Su nuevo ejecutivo estará respaldado por 64 diputados de seis partidos distintos, incluidos dos partidos ultraortodoxos y tres religiosos de extrema derecha, además del Likud de Netanyahu, que se impuso en los comicios de noviembre.

Este ejecutivo se presenta más sólido y homogéneo que el anterior, que estaba compuesto por partidos de todo el espectro ideológico, y pondrá punto final al bloqueo político que enfrenta Israel desde hace cuatro años, durante los cuales se celebraron cinco elecciones generales.

Sin embargo, su composición ha generado una fuerte controversia por el historial de algunos de los miembros de las tres facciones de extrema derecha, Poder Judío, Sionismo Religioso y Noam, que se declaran abiertamente homófobos o racistas antiárabes y quieren impulsar proyectos como la prohibición de las marchas del orgullo LGTBI o la deportación de aquellos que no declaren lealtad al Estado de Israel. 

Uno de las iniciativas más polémicas que intenta avanzar el nuevo Gobierno busca limitar los poderes del Tribunal Supremo y se enmarca en la ofensiva que lidera Netanyahu desde hace años contra el sistema judicial.

Conocido en Israel como la "cláusula de anulación", este proyecto permitiría que la Knéset (Parlamento) apruebe leyes que contradigan las Leyes Básicas del país -la norma fundamental a falta de una Constitución- y eliminaría la capacidad del Supremo de anularlas.

Esta iniciativa ha sido cuestionada por múltiples miembros de la oposición e incluso fue descrita por la fiscal general del Estado, Gali Baharav-Miara, como un peligro para la democracia israelí.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Protestas contra el nuevo Gobierno de Benjamin Netanyahu

Inundaciones en Gaza por segunda vez en los últimos dos meses

Un eje árabe-israelí contra la República Islámica de Irán es ya una realidad