EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

El Patriarca ortodoxo ruso Cirilo trabajó para el KGB en los años 70 según revela la prensa suiza

El patriarca de la iglesia ortodoxa rusa Cirilo
El patriarca de la iglesia ortodoxa rusa Cirilo Derechos de autor ALEXANDER ZEMLIANICHENKO/Copyright 2022 The AP. All rights reserved
Derechos de autor ALEXANDER ZEMLIANICHENKO/Copyright 2022 The AP. All rights reserved
Por Redacción en español con AFP
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Según el diario Le Matin Dimanche y el Sonntagszeitung, el dossier elaborado por la policía federal sobre el que es hoy líder espiritual de la Iglesia ortodoxa rusa "confirma que Monseñor Kirill, como se le llama en este documento, pertenece al KGB",

PUBLICIDAD

El Patriarca ortodoxo ruso Cirilo (Kirill en ruso), estrecho partidario del Presidente ruso Vladimir Putin, trabajó para los servicios de inteligencia rusos durante una estancia en Suiza en la década de 1970, según informan dos periódicos suizos citando archivos desclasificados.

Según el diario Le Matin Dimanche y el Sonntagszeitung, el dossier elaborado por la policía federal sobre el que es hoy líder espiritual de la Iglesia ortodoxa rusa "confirma que Monseñor Kirill, como se le llama en este documento, pertenece al KGB", el servicio de inteligencia exterior de la Unión Soviética.

Los dos medios de comunicación pudieron consultar el expediente en los archivos federales suizos.

A principios de la década de 1970, el patriarca, ferviente partidario de la invasión rusa de Ucrania, residía en Ginebra para representar oficialmente al patriarcado de Moscú en el Consejo Mundial de Iglesias (CMI).

La misión de Cirilo, cuyo nombre en clave era "Mijailov", era también influir en este consejo, infiltrado por el KGB en los años setenta y ochenta.

El objetivo de los soviéticos era conseguir que la institución ginebrina denunciara a Estados Unidos y a sus aliados, y moderara sus críticas sobre la falta de libertad religiosa en la URSS, señalan los diarios, que subrayan que la Iglesia rusa "se niega a comentar la actividad de espionaje de Kirill en Ginebra".

Por su parte, el Consejo Mundial de Iglesias les dijo que no tenía "ninguna información" sobre el tema. Le Matin Dimanche entrevistó al sobrino del patriarca, Mikhail Goundiaev, que le sucedió como representante del patriarcado de Moscú en Ginebra, quien afirmó que su tío "no era un agente, aunque estuviera sometido al 'estricto control' del KGB".

Y esto no "afectó a la sinceridad de su compromiso con el trabajo ecuménico con otras iglesias", declaró al periódico.

El periódico también informa de que al patriarca Cirilo le gusta especialmente Suiza.

"Ha visitado Suiza al menos 43 veces", afirma el periódico, añadiendo que "además de su pasión por el esquí -en 2007 llegó a romperse una pierna en una pista suiza-, la diplomacia religiosa, el espionaje y las finanzas han llevado constantemente a Kirill I de vuelta a los Alpes o a las orillas del lago Lemán".

"Tengo sentimientos especiales hacia su país. De todos los países del mundo, es quizá el que más veces he visitado", explicó el patriarca en 2019 al recibir en Moscú al presidente del Consejo de Estados de Suiza, Jean-René Fournier.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

NO COMMENT: Ultraortodoxos israelíes protestan contra el fin de sus exenciones del servicio militar

Los ortodoxos celebran su Navidad, ensombrecida por los conflictos bélicos

Hungría salva al patriarca Kirill de ser sancionado por la UE