EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

El Gobierno de Estados Unidos insiste a la población de Ohio: "No hay ningún peligro"

La limpieza continúa en un arroyo de East Palestine, Ohio, jueves, 16 de febrero de 2023
La limpieza continúa en un arroyo de East Palestine, Ohio, jueves, 16 de febrero de 2023 Derechos de autor Lucy Schaly/Pittsburgh Post-Gazette
Derechos de autor Lucy Schaly/Pittsburgh Post-Gazette
Por Euronews en español con Agencias
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El responsable de la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos, Michael Regan, visitaba este jueves la zona y reiteraba que tanto el agua como el aire han sido debidamente analizados y no revisten peligro.

PUBLICIDAD

Trece días después del fatal accidente ferroviario en East Palestine, Ohio, siguen siendo muchas las preguntas y temores de los ciudadanos de la zona. Consciente de ello, el Gobierno de Estados Unidos continúa mandando tantos mensajes de tranquilidad como hagan falta.

Así, el responsable de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), Michael Regan, visitaba este jueves la zona, reiterando una vez más que tanto el agua como el aire han sido debidamente analizados y no revisten peligro. Regan llegó incluso a pasear por uno de los arroyos afectados para probar en primera persona que no hay peligro alguno.

Las dudas de la población, sin duda, son más que comprensibles, ya que el tren, con 50 vagones descarrilados, contenía material tóxico —fundamentalmente cloruro de vinilo, producto químico cancerígeno— en 11 de ellos. Algunos vecinos se han quejado de dolores de cabeza y ojos irritados, y se sabe también que los productos derramados acabaron con la vida de miles de peces. Motivos para muchos más que suficientes para, cuanto menos, inquietarse.

Sobre el lugar de los hechos trabajan equipos del Departamento de Salud (HHS) y de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC). La Agencia de Protección medioambiental rastrea por su parte el área, con cerca de 500 hogares ya revisados. Los datos extraídos, insisten, no son preocupantes con respecto a la calidad del aire y del agua, que se puede beber.

Acusaciones y demandas

Por supuesto, el asunto está siendo utilizado como arma política, con los republicanos lamentando la lenta respuesta federal frente a lo ocurrido, y algunos vecinos han decidido demandar a la compañía ferroviaria.  Alegan no solo haberse visto afectados por los gases, sino también por el efecto negativo que este suceso vaya a tener sobre sus negocios: East Palestine no es precisamente estos días el lugar más apetecible al que ir.

La compañía ya ha confirmado por su parte la creación de un fondo de un millón de dólares para ayudar a la comunidad. "Estamos aquí y nos quedaremos todo el tiempo que sea necesario para garantizar su seguridad y ayudar a East Palestine a recuperarse y prosperar", declaró Alan Shaw, presidente y consejero delegado de Norfolk Southern.

Nada de esto, no obstante, convence a muchos de los habitantes de East Palestine. Su salud es lo que está en juego.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

EEUU | Biden ordenó disparar contra un "objeto" que está volando sobre Alaska

Biden lanza advertencias a Rusia y China

¿Está entrando el 'Pacto Verde' europeo en una zona gris?