Eslovaquia entregará a Ucrania 14 cazas MIG-29

Un caza MIG-29
Un caza MIG-29 Derechos de autor AP/Jaroslav Novak/TASR
Derechos de autor AP/Jaroslav Novak/TASR
Por EFE
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Polonia anuncio el jueves que seguirá los mismos pasos para que Kiev pueda hacer frente a la invasión rusa

PUBLICIDAD

Eslovaquia enviará a Ucrania 13 aviones de combate MIG 29 para ayudarle a "defenderse de Rusia", anunció hoy el Gobierno, uniéndose así a Polonia en el envío de este tipo de armamento.

"Eslovaquia acaba de aprobar el envío de 13 MIG 29 a Ucrania. Hay que mantener las promesas", anunció el primer ministro eslovaco, el conservador Eduard Heger, en la red social Twitter.

En ese mensaje, el jefe del Gobierno recordó que cuando el presidente ucraniano Volodímir Zelenski, le pidió más ayuda militar, él le aseguró que haría todo lo posible.

"La ayuda militar es clave para que Ucrania pueda defenderse y defender a toda Europa contra Rusia", indicó Heger en su mensaje en esa red social.

Zelenski solicitó a principios de enero a Eslovaquia que le entregara sus cazas MIG-29 de fabricación rusa.

Ya en aquel momento, Heger se mostró dispuesto a dar respuesta positiva a la solicitud de Ucrania.

"No solo eres nuestro vecino, sino nuestro amigo. Y es en nuestro interés y en el interés de la seguridad europea, el ayudarte. Vamos a estudiar vuestra petición, pero pueden contar con nuestra ayuda", dijo entonces el político eslovaco.

Eslovaquia dispone de una flotilla de 14 cazas MIG-29, pero no los utiliza desde el pasado verano por falta de mantenimiento de los aparatos, un trabajo que realizaba una entidad rusa.

Esos cazas debería haber estado operativos hasta 2024, cuando se espera la entrega de 14 aviones F-16 del fabricante estadounidense Lockheed Martin.

Hasta ese momento, serán los cazas Jas-39 Gripen de las Fuerza Aérea de la República Checa los que vigilarán el espacio aéreo de Eslovaquia.

Eslovaquia es miembro de la OTAN desde 2004.

Polonia anunció ayer enviará cuatro aviones de combate MiG 29 a Ucrania en los "próximos días" para apoyar al país en su lucha contra la invasión rusa.

El anuncio de que Ucrania recibirá en breve cazas MiG-29 de Polonia y Eslovaquia ha desatado el enfado del Kremlin, justo cuando rusos y ucranianos se encuentra enzarzados en el bastión de Bajmut en la batalla más larga y sangrienta de todo el conflicto.

"Esto es un ejemplo más de cómo varios países miembros de la Alianza Atlántica incrementan su nivel de implicación directa en el conflicto", informó Dmitri Peskov, portavoz presidencial, en su rueda de prensa telefónica diaria.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, solicitó a Occidente aviones de combate para contrarrestar la hegemonía rusa en los cielos, que se ha hecho notar especialmente en los últimos meses con los bombardeos masivos contra las infraestructuras civiles.

Por su parte, el Gobierno alemán considera que el envió por parte de Varsovia es un "asunto polaco" y afirma "desconocer" si los aparatos proceden de las fuerzas armadas de la extinta República Democrática Alemana (RDA).

"El gobierno alemán actúa en todo lo que concierne a los suministros a Ucrania en consenso con sus aliados", respondió el portavoz del ejecutivo, Steffen Hebestreit, para añadir que la decisión adoptada por el país vecino "compete a Polonia".

La reacción de Berlín sigue al anuncio de ayer por parte del presidente polaco, Andrzej Duda, de enviar cuatro aviones de combate del tipo MiG29 a Ucrania "en los próximos días".

PUBLICIDAD

Por último, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha afirmado este viernes de manera rotunda que España "no va a enviar ningún tipo de avión de combate" a Ucrania, como sí van a hacer Polonia o Eslovaquia, una decisión la de estos países que ha dicho respetar.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

República Checa pone fin a los controles fronterizos con Eslovaquia

Hungría y Eslovaquia pagan por el tránsito ucraniano para reabrir el oleoducto Druzhba

Rusia y Ucrania acuerdan el canje de 48 menores desplazados por la guerra