Los Países Bajos luchan por reducir su huella de nitrógeno

Witness.
Witness. Derechos de autor Euronews.
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Otra edición de Witness informa sobre la pugna entre las autoridades neerlandesas por reducir la huella de nitrógeno y los agricultores locales, que no están dispuestos a reducir la cabaña ganadera.

PUBLICIDAD

En los Países Bajos se ha agravado el llamado "conflicto del nitrógeno". El excesivo número de cabezas de ganado amenaza el equilibrio natural. La legislación europea lleva años incumpliéndose.

El Gobierno neerlandés quiere reducir a la mitad las emisiones de nitrógeno para 2030. El partido de los ganaderos (BBB) bloquea las reformas en un intento de retrasarlas.

Lo dice un ganadero de la región de Groninga: "No es divertido levantarse por la mañana para ordeñar las vacas y pensar: '¿Qué será lo próximo? Ya no tenemos perspectiva. Es una sensación muy aterradora por la mañana. Todo el mundo tiene miedo [al futuro]".

El exceso de emisiones de nitrógeno amenaza la biodiversidad. Las plantas raras están desapareciendo debido a la agricultura intensiva. El más alto tribunal de los Países Bajos ha ordenado al gobierno que tome medidas. Hay que salvar las reservas naturales.

"Incluso si se dejara de cultivar en un radio de 10 km de la zona de turberas, esto sólo supondría una reducción del 20% del nitrógeno", explica Wim van Oppbergen, de la fundación SAVE 'DE PEEL: "Esto significa que hay que tomar medidas en toda la región, incluidos países vecinos como Alemania y Bélgica"

Ni los agricultores pueden dejar de cultivar, los fondos ya están disponibles. El Gobierno ha creado un fondo de ayuda de 24 000 millones de euros. Pero aún necesita la luz verde de la Comisión Europea.

Hans von der Brelieu, corresponsal de Euronews, nos cuenta:

"Los agricultores holandeses están furiosos: se les pide que produzcan menos estiércol. Holanda es el segundo exportador mundial de productos agrícolas. Y esto tiene consecuencias: Cada vez hay más zonas contaminadas con nitrógeno. Las reservas naturales se extinguen. La extinción de especies se acelera. Esto nos lleva a preguntarnos: ¿logrará el Gobierno reducir a la mitad el número de cabezas de ganado o se producirá una revuelta de los agricultores del país?".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La renovación del pesticida glifosato provoca gran debate en Europa por los peligros para la salud

La ciudad holandesa de Amersfoort, elegida ciudad europea del año

Incendios forestales en Tenerife: Un paraíso en llamas